Sony no permitirá el juego cruzado con Xbox para «proteger a los niños»