Así sería la comida de Monster Hunter World en la vida real