XBOX One, ¿peor en vertical?