Xbox One no reinó en noviembre, pero muy cerca se quedó