La racha de Xbox One acaba tras el lanzamiento de PS4 Pro cediendo el podio de noviembre en ventas