Una generación multijugador
Cloud Computing da la ventaja