Thief, una apuesta para XBOX One