Análisis de The Witcher 3: Wild Hunt



The Witcher 3: Wild Hunt ha sido desde que se anunció, uno de los juegos más esperados y deseados de la generación. El hype se apoderaba de las masas roleras (los gamers más dignos) cuando se desvelaban nuevos detalles de este título, en especial cuando se hablaba del nuevo mapeado de mundo abierto y de las nuevas misiones secundarias más trabajadas, y que no se perdería ese toque de CDProjekt de un guión/historia potente al cambiar de manera tan radical el tamaño del mapa.

Los primeros vídeos e imágenes aparecieron en el E3 de 2013 eran absolutamente impactantes, dejando claro que se trataba de un nuevo referente en RPGs, aunando gráficos espectaculares, mundo enorme e historia de Oscar. Pero pasaban los meses y los siguientes vídeos eran de menor calidad y al tiempo se anunció un retraso de varios meses. Cundía el pánico y el hype de desinflaba, parecía que a CDProjekt se le atragantaba lo mastodóntico del proyecto…nuevas consolas, motor gráfico mejorado, primer juego de mundo abierto, demasiadas novedades y retos para un estudio joven que quería demostrar todo de lo que eran capaces. ¿Downgrade? (odio este término). ¿Alguien dijo Ubisoft?
El lanzamiento de Dragon Age: Inquisition dejó el listón altísimo (prácticamente insuperable), fue uno de los motivos del retraso del juego, además de para pulir el juego en el plano técnico, optimizando todo lo posible y también corrigiendo todos los pequeños fallos y bugs que conlleva todo juego de estas proporciones.

[quote_left]”19 de Mayo de 2015. Recordad esta fecha, el lanzamiento de uno de los mejores RPGs de la historia.”[/quote_left]Junto con Dragon Age: Inquisition marcan una nueva época en el género de RPGs, tomando como referencia a Bethesda y su maestría en la creación de mundos abiertos descomunales, pero a su manera, dividiendo el mapa en zonas y con un mayor componente de guión, mucho más potente y sin los fallos del motor de Elder Scrolls y Fallout, las cargas constantes entre interiores y exteriores.

No es un juego perfecto, como tampoco Inquisition o Skyrim, pero es lo más cercano que nosotros, pobres mortales estaremos de la divinidad.

En este análisis espero detallar al máximo mi experiencia jugando a esta maravilla, lo bueno y no tan bueno, mis orgasmos jugables, mis pequeñas tribulaciones y decepciones, como sólo una persona que ha jugado 130 horas puede hacer. No voy a desvelar absolutamente nada de la historia, sólo decir que tantos las misiones principales como muchas de las secundarias están a un nivel jamás visto en un videojuego, así de claro. Obviamente me lo he pasado sólo una vez y hay muchas elecciones que dan lugar a muchas posibilidades, lo más grande de un RPG es eso, la rejugabilidad.
Apartado técnico

Pues al final de tanta historia con el supuesto y (real en parte) downgrade del juego y de que no se mostraran imágenes del mismo en consolas, y en especial en Xbox One (haciendo cundir el pánico entre los xboxers más inquietos)…resulta que The Witcher 3: Wild Hunt es un bestia parda a nivel técnico en TODAS las plataformas, tanto PC como consolas.

En Xbox One podemos ver Ryse como referente absoluto y es cierto, pero lo que logra CDrojekt con este juego es para darle un premio. Los meses de retraso han afianzado el trabajo bien hecho y han dado fruto de la mejor manera posible, es sin duda el mejor juego multiplataforma en el apartado técnico y gráfico. Ya hicieron maravillas en 360, saben como trabajar con la eSRAM y cuanta con el apoyo de Microsoft y sus ingenieros. Además es la mejor versión en consolas. 

Curioso, los grandes juegos de las grandes compañías, los que se supone que dejarían en evidencia la “falta de potencia” de la Xbox One debido a lo grande y lo que mueve en pantalla, son normalmente más estables (mejor tasa de imágenes por segundo) y con menos fallos gráficos (popping, blur en texturas) y texturas algo mejor definidas. Esto a costa a renunciar a los gloriosos 1080p nativos que tantos recursos gasta de la GPU y que es muy difícil de diferenciar de unos 900p escalados por el Hardware de nuestras Xbox One.

TW3_02

The Witcher 3: Wild Hunt en Xbox One usa resolución dinámica entre 900p y 1080p. A efectos prácticos los 1080p se consiguen sólo en cinemáticas y en algunas escenas en interiores, el resto del tiempo va a 900p. Es la mejor opción para Xbox One y lo digo con orgullo, se consiguen mejores rendimientos, efectos, filtros anisotrópicos y texturas a costa de rebajar un poco la resolución nativa (pues a pantalla siempre llegan 1080p) y es muy difícil de diferenciar a los 1080p nativos (o gloriosos).

El juego es un puro orgasmo visual desde el minuto 1 hasta el final. Si alguien duda de la potencia de Xbox One o de la Next Gen en general, por favor echad un vistazo a este juego y callad para siempre. Me parece asombroso que un juego de este calibre y tamaño de mapa se muestre así de poderoso en pantalla en todo momento, la definición es tremenda, las texturas son de grandísima calidad, incluso soportan un primer plano con soltura, la distancia de dibujado es descomunal, si me dejan decir palabrotas la calificaría de “acojonante”.

Los rostros y animaciones faciales son espectaculares, los ojos de los personajes tienen vida propia, incluso algún personaje secundario está mas que bien detallado, aunque es cierto que algunos modelos se repiten con frecuencia, pero tienen la decencia de retocar su aspecto para hacerlos diferentes.

[quote_right]”The Witcher II: Wild Hunt es a todas luces, uno de los juegos más ambiciosos tecnológicamente en esta generación.”[/quote_right]Gran parte de los escenarios del juego son bosques y espacios exteriores. Como es normal, la vegetación cobra una importancia vital, es uno de los grandes logros del juego, los árboles, flores, arbustos tienen una calidad superior en términos generales. Sólo algunos arbustos en determinadas zonas parecen un poco falsos, pero si miras la imagen como un conjunto la calidad es abrumadora.

Además de estas bondades, el juego cuenta con ciclo dia/noche y climatología variable en tiempo real. IM-PRE-SIO-NAN-TE y creo que me quedo corto. Los atardeceres y amaneceres son para dejar de jugar y pasarse un rato mirando como un tonto la magnificencia del paisaje. El viento y como se contonean los árboles rozan la perfección, lluvia de varias intensidades, tormentas con truenos y relámpagos que iluminan la noche con una calidad que te deja con la boca abierta. La iluminación y todos los “efectos” especiales y de partículas son bastante buenos para un juego de este tipo.

TW3_03Desde el día 30 de mayo está disponible el parche 1.03 que entre varias mejoras bloquea el framerate o tasa de imágenes por segundo a 30fps. Antes del parche estaba desbloqueado y el juego iba bastante sobrado a una media de 35 fps llegando hasta los 42 fps de máximo y bajando rara vez en juego real a los 28fps. En cinemáticas el juego se resentía y bajaba en alguna ocasión a 22 fps. Ese baile de 8-10 fps (aunque siempre por encima de 30 fps) resultaba algo molesto a algunos jugadores, pero el mayor inconveniente era que producía cierto “lag” o retraso en el control.

Esto es notorio al usar las señales de brujo, y se podía apreciar que tu lanzabas la magia y “realmente” veías el efecto con algo de retardo. Todo eso está ya solucionado. A día de hoy The Witcher 3: Wild Hunt es el juego de mundo abierto en Xbox One con framerate más estable, 30fps rocosos y con los errores en las cinemáticas corregidos, aunque con algún bajón a 25 fps muy puntuales. En todo momento, sin enemigos, con decenas de enemigos y con cualquier climatología. Un prodigio.

Uno de los factores de esa calidad es el uso de un algoritmo de Antialiasing propio del motor de CDProjekt, basado en el FXAA (un AA muy básico) pero con mejoras; buen resultado y consumiendo pocos recursos. Hay dientes de sierra, pero están muy bien disimulados. Se notan un poco más en ciudades, es donde el juego baja un poco el listón gráfico, sigue siendo espectacular a todos los niveles, pero es donde más se notan los defectos gráficos. El popping es casi inexistente, hasta que llegas a una gran ciudad, donde si se hace palpable, aunque de manera suave.

También algún problema de cargas de texturas en alguna que otra pared, algún NPC (o PNJ en español -personaje no jugable-) que está volando unos instantes o que aparece de repente. Esto pasa si vas corriendo o a caballo, andando no notas nada. Afortunadamente el bloqueo de fps hace que el tearing o efecto de pantalla partida sea inexistente.

[quote_left]”El parche 1.04 va a corregir el tamaño de los subtítulos, que en esta ocasión son bastante pequeños e incómodos.”[/quote_left]La banda sonora es simplemente perfecta, como suele pasar en los RPGs triple A, da igual la desarrolladora, con melodías espectaculares para cada pequeña zona del mapa, en especial el detalle de los temas en las cinemáticas y algunas conversaciones cruciales que se dan en el transcurso de nuestra aventura. Los temas musicales que suenan durante las escenas de combate te ponen en tensión, como si te tomaras tú mismo una poción preparatoria. Magistral.

El juego está en inglés subtitulado al español, la calidad de las voces e interpretaciones es de muy buena calidad, sobretodo de los numerosos personajes principales, en especial la voz de Geralt, que es simplemente perfecta. El tamaño de los subtítulos es bastante pequeño, problema que se resolverá en breve con el parche 1.04
Jugabilidad

The Witcher 3: Wild Hunt es un RPG de corte occidental donde manejamos nuestro protagonista con una perspectiva en tercera persona, lo más habitual dentro del género. Aquí, a diferencia de otros juegos de rol, no hay clases propiamente dichas, aunque si podemos configurar nuestro personaje a nuestro antojo y supervisar su desarrollo mientras subimos de nivel y mejoramos habilidades. Tampoco elegimos raza ni sexo y es lo bueno de esta saga. Somos Geralt de Rivia, un famoso brujo de la “escuela del Lobo”.

Nuestro trabajo consiste en recorrer el mundo matando monstruos y cobrando por ello, un mercenario de bestias podríamos llamarlo. Un brujo es un luchador excepcional, que ha superado un entrenamiento físico del más alto nivel. Además desde joven y tras superar un terrible “prueba de las hierbas” nos convierte en mutante, capaz de usar pociones altamente tóxicas que aumentan más si cabe nuestras ya extraordinarias habilidades. Además de guerreros formidables son buenos alquimistas.

Y para rematar tiene conocimiento de una forma básica pero muy efectiva de magia, las llamadas señales. Domina 5 señales:

  • Quen: Escudo mágico que repele ataques de enemigos.
  • Igni: Una potente ráfaga de fuego.
  • Aard: una forma de telequinesis capaz de repeler enemigos, destruir muros y barreras.
  • Yrden: Trampa mágica que relentiza los enemigos que la cruzan.
  • Axia: Control mental temporal de un enemigo, para engañarlo durante conversaciones o poseerlo en combate.

Todas estas señales tienen varios modos de funcionamiento que se pueden mejorar de forma individual. Y lo más importante para un brujo y su labor, se lanzan inmediatamente (no como los conjuros y hechizos de magos q requieren más habilidad y tiempo) y son perfectos para usarlos en el transcurso de un combate.

TW3_06

Además de todas esas habilidades, Geralt destaca por ser un excelente trampero, es capaz de fabricar varios tipos de bombas con diferentes efectos y que les serán imprescindibles para acabar con nidos de monstruos. También y como novedad usamos una ballesta pequeña, pero efectiva. El armamento principal de un brujo son dos espadas, una de acero para combatir con animales y humanos (incluyendo elfos y enanos) y otra de plata altamente efectiva contra todo tipo de monstruos.

[quote_right]”En total, tenemos 70 habilidades, distribuidas en cuatro ramas y mutágenos para completar nuestro arsenal y convertir a Geralt en una maquina de matar.”[/quote_right]A diferencia de otros RPGs, los movimientos y habilidades de nuestro protagonista las tenemos TODAS desde el principio. El hecho de ir subiendo de nivel nos hará mejorar el daño y rango de todas nuestras habilidades y armas. Cada vez que subimos de nivel nos otorgan 1 punto de habilidad. Podemos conseguir más encontrando en el extenso mapeado unos totems llamados “lugares de poder”. Es imposible subir todo al máximo, pero podemos hacer muchas combinaciones muy diferentes según nuestro estilo de juego, mas centrado en magias, espadas o alquimia/trampas o una mezcla equilibrada de todas. El subir de nivel nos dará acceso obviamente a armas y armaduras de mejor factura.

Si miramos la imagen de arriba nos hacemos una idea de cómo funciona el tema de habilidades. En total hay 70 habilidades distribuidas en 4 ramas: Magia, Espadas, Alquimia y varios, pero sólo tenemos 12 huecos para esas habilidades y se van abriendo poco a poco, a nivel 30 ya tenemos todos los huecos disponibles. Están divididos en grupos de 3 habilidades y con otro hueco para mutágenos que los enlaza y potencia. Esos mutágenos los hay de 3 colores, rojo (espadas), azul (magia) y verde (alquimia) y los sueltan los monstruos exclusivamente. Si ponemos 3 habilidades del mismo color junto a un mutágeno de ese color se potencia el efecto del mutágeno a todas las habilidades enlazadas. Los azules aumentan la potencia de las señañes, los rojos aumentan el daño, y los verdes dan vitalidad.

Esos mutágenos se pueden mejorar mediante alquimia, pasando de mutágenos menores a normales y luego mayores. Tener un mutágeno mayor enlazado a 3 habilidades da un total de un 40% más de mejora. IMPRESCINDIBLE agrupar las habilidades de 3 en 3 para maximizarlas.

TW3_05

En The Witcher es importantísimo recolectar materiales, ya sean plantas, licores, pieles, carne, cualquier cosa es útil. Además de eso debemos encontrar o comprar todo tipo de diseños de bombas, armas, armaduras, fórmulas químicas etc. Sin eso no sobreviviremos. La alquimia es fácil y no requerimos de otra persona, mientras tengamos los ingredientes y la fórmula no necesitamos más. Podemos fabricar pociones en cualquier momento desde el menú. Otro cantar es la fabricación de armas y armaduras, además del diseño y los materiales necesitamos un herrero capaz de fabricarlo; y no todos pueden fabricar cualquier cosa, hay especialistas en armas, otros en armaduras, y por si no fuera poco los herreros tienen nivel de habilidad (novato, herrero, oficial, maestro…).

El inventario está bien distribuido, aunque mezclar libros, pociones, bombas y comida en la misma pestaña es un grave error que nos desesperará en más de una ocasión. Y se hace más lento cuantos más objetos tengamos. Es un pequeño fallo que deberían solventar.

Otro uso de los herreros es la reparación de nuestro equipo, que hace menos daño y protege menos cuanto peor es su estado, especialmente se nota en armas. También pueden deshacer piezas de equipo para obtener componentes y fabricar otros objetos. En el tema de la creación de objetos pocos juegos llegan a este nivel de detalle y configuración.

Podemos crear más de 100 pociones/extractos/aceites diferentes que nos serán útiles contra los numerosos y diferentes enemigos a los que nos enfrentaremos. Importante echar un vistazo al bestiario para ver las debilidades y como sacar el máximo partido a nuestras señales y pociones.

Y para tanta cantidad de objetos que podemos llevar en nuestra aventura necesitamos a nuestro caballo, Sardinilla. También lo podemos mejorar, dando realismo al tema del peso que podemos cargar. Mediante las mejoras de sus alforjas podremos llevar hasta 100 kg. extra de peso. También podemos mejorar el vigor con una buena silla de montar; y con unas piezas de armadura adecuadas haremos que tenga más seguridad y sea menos proclive al pánico mientras lucha con enemigos o cuando corremos entre hordas de criaturas.

El control en combate es preciso y rápido, pero en espacios cerrados, interiores, a caballo y nadando deja bastante que desear, un poco tosco, pero que mejora algo bajando la sensibilidad de la cámara a valores entre 0.65 y 0.75.

Los controles son fáciles e intuitivos. Si pulsamos A saltamos, si lo mantenemos pulsado corremos. X es ataque rápido, Y es ataque fuerte y B esquiva, en combate A sirve para rodar. Con LB abrimos rueda de acceso rápido para cambiar entre objetos ( bombas y ballesta) o señales. Con RB usamos el objeto seleccionado y con RT lanzamos la señal asignada. En 10 minutos te haces con el control, dominarlo requiere más tiempo y depende mucho de los enemigos a los que nos enfrentemos.
Duración

El juego tiene 5 dificultades y por defecto empiezas en la segunda más baja, yo he jugado en la siguiente dificultad, la intermedia, llamada Sangre, Sudor y Lágrimas. He gozado durante 130 horas, he muerto 91 veces(más de la mitad intentando matar a enemigos de nivel mucho más alto), he acabado con más de 3100 enemigos y he alcanzado el nivel 35. Curiosos datos del centro de juegos de la Xbox One.

En The witcher siempre han sido importante los minijuegos y en esta entrega el gran protagonista es el Gwynt, un adictivo juego de cartas que nos llevará a enfrentarnos a muchísimos contrincantes buscando la gloria de ser el mejor jugador, ademas de conseguir todas las cartas de todas las barajas posibles. Hay 6 misiones relacionadas  con el juego y que en total pueden duran entre 20 y 30 horas de juego adicionales que yo no he hecho. A pesar de lo curradísimo del juego en cuestión y que gusta a todos, he preferido dedicarme al resto de actividades más típicas de un RPG. Otro tipo de juegos son las carreras de caballo y las peleas a puñetazos.

[quote_right]”Los minijuegos como el Gwynt o las carreras de caballos son solo un aperitivo de lo que nos hará matar el tiempo en el juego.”[/quote_right]En eso, como en misiones de todo tipo (salvo las de las cartas) y en todas las localizaciones terrestres tengo el 100% del juego. A falta de explorar 52que se encuentran en el mar (que suelen ser cofres y es relativamente tedioso). Calculo que unas 160 horas en esta dificultad para el 100% total de juego, más de 200h si jugamos en máxima dificultad con toda seguridad.

Una de las grandes novedades de este juego es la inclusión de un mundo abierto de proporciones bastante grandes, no sabría decir ahora de memoria, pero cuenta con más de 300 localizaciones para descubrir en 6 mapas diferentes, 3 de ellos son de tamaño considerable, 2 pequeños y el tutorial. Es interesante ir mezclando la libre exploración y hacer misiones de varios tipos. La exploración libre no está tan lograda como en los juegos de Bethesda, las localizaciones suelen ser pequeñas y con pocas cosas que hacer, nada de grandes mazmorras infinitas. Ese tipo de escenarios se dan en las misiones principales o secundarias, muchísimo más trabajadas.

Como todo RPG que se precie, la duración debe ser uno de los pilares de un juego de estas características, pero más importante es la calidad de ese tiempo, la calidad de lo que estás haciendo, muchos RPGS, todos realmente abusa en mayor o menor medida de las misiones de recadero y de coleccionables para aumentar artificialmente el tiempo de juego total.

Creo firmemente que con The Witcher 3: Wild Hunt se rompe con eso. Es cierto que hay algunas de ese tipo o misiones simples del tipo “me encuentro a alguien que me pide que mate un bicho, vuelvo, recompensa y a otra cosa”. Pero la gran mayoría son de una calidad incuestionable, que va más allá de lo visto en cualquier RPG.

Tenemos 4 tipos de misiones: Principales, Secundarias, Contratos y Búsqueda de equipo. En todas ellas se nos marca un nivel al que supuestamente corresponde esa misión. Si es demasiado alto no podremos hacerla por ser demasiado difícil, pero si es demasiado baja resulta que nos penaliza la experiencia que nos dan esas misiones (si son de 5 niveles por debajo al nuestro).

Las misiones de búsqueda de equipo son tremendamente importante, ya que nos marca la ubicacíon de las famosas armaduras y armas de 3 escuelas legendarias de brujos, las del gato, el grifo y el oso. Armaduras ligera, intermedia y pesada respectivamente (ademas de las dos espadas y una ballesta) y que encontramos en 4 diseños: básico, mejorada, superior y magistral y que van desde niveles 12 al 32.

Las misiones secundarias son las más numerosas y hay de muchos tipos, pero por norma general son de gran calidad, algunas duran más que juegos completos de 70 euros, ahí queda eso. Como punto negativo es que dan muy poca experiencia, entre 20 y 50. Y es que para subir de nivel hay que hacer misiones a saco, el explorar y el matar enemigos dan una experiencia anecdótica, ridícula, 1 exp por enemigo normal y entre 15-30 los enemigos más fuertes, tipo minijefes.

Esto me recuerda que debo comentar que en The Witcher 3: Wild Hunt no hay autolevel y que con frecuencia nos encontraremos enemigos que nos superan en muchos niveles (nos sale con una calavera en la barra de vida y de color rojo intenso), así que huiremos como cobardes para luego volver con más nivel a ultrajarlos.

 

Los contratos de brujo son de las que más experiencia nos dan y son todas muy interesantes y diferentes, nos obligan a usar todo nuestro arsenal al enfrentarnos a los jefes más duros del juego, además de poner a prueba todas nuestras habilidades como rastreador, una habilidad más de un brujo que se me olvidó comentar. Suelen dar entre 200 y 400 exp, más en algunos casos.

La historia principal es puro orgasmo videojueguil, tan buena y trabajada que me cuesta imaginar algo mejor. Intensa de principio a fin, con una forma de contarla genial, giros de guión brutales, múltiples decisiones que afectan de muchas maneras al juego y dos personajes que controlamos, cada uno con habilidades muy distintas y que nos ayudan a meternos de lleno en toda la trama. Y la sensación de que somos parte de esa historia. Y lo mejor es que hasta que no nos lo pasemos 3 o 4 veces veremos el verdadero alcance de la historia y sus consecuencias, al alcance de muy pocos juegos. Estas misiones dan entre 300 y 1000 exp.

Hay que decir que todas las misiones constan de varias fases y que al completar cada una de ellas recibimos también una cantidad de exp, entre 10 y 50 según casos.

El mundo en The witcher 3: Wild Hunt tiene gran influencia en lo medieval, mezclado con cierta fantasía y magia, pero siempre desde un punto muy humano y oscuro a la vez. La conjunción de las esferas fué un fenómeno que alineó planetas y mundos y causó una serie de “mezclas”. Apareció la magia en este mundo y también se infiltraron muchas criaturas de otros lugares que ni se sabía de su existencia, los monstruos que aparecen en el juego son consecuencia lejana de esos sucesos. Pero en un mundo tan terrible y plagado de seres de pesadilla el monstruo más horrible se esconde siempre tras un rostro humano. Es la gran moraleja de la obra de Andrzej Sapkowski.
Conclusión

Un buen resumen o conclusión sería “ve y compralo ya sin dudarlo”.  No es un juego perfecto, no hay juego perfecto, pero le casco un 10 y me quedo tan pancho…y se lo merece completamente, el juego y la desarrolladora, CDProjekt. Como vemos en la imagen de aquí abajo, esta señorita esta teniendo un orgasmo tan fuerte como el que yo he sentido las 130h que me ha llevado completarlo de la forma que he creído oportuna para poder hacer el análisis. He tenido mis dudas, durante las primeras 90 horas estaba seguro de que la nota rondaba el 9.8/10 con total seguridad. Luego noté algunos “fallitos”, todos menores, nada destacable como para bajarle algo la nota, tal vez sólo el hecho de la tosquedad del control en algunas situaciones.

El “input lag” de no tener bloqueado los fps y el error que corrompía partidas guardas (sólo en modo inicio rápido) fueron rápidamente subsanados. El resto de pequeños defectos, alguna textura que tarda un poco en cargar o un personaje que aparece de repente es ridículo tenerlo en cuenta frente a un apartado técnico impecable, una historia de Oscar a mejor guión y a una estabilidad a prueba de bombas, 1 sólo cualgue y una misión bugueada en todo el tiempo jugado…Firme candidato a mejor RPG y juego de la generación junto a Dragon Age: Inquisition. Juegos diferentes, pero igualmente obras maestras.

…pero hay un bug GRAVE que me hizo pensar bajarle la nota bastante. Es un fallo que afecta a la experiencia que dan alguna misiones, más bien que no te dan al acabarlas. No les pasa a todos y es independiente del tipo de misión. Además se sabe que lo van a arreglar en breve. Lo malo es que no pueden devolver la experiencia que no has gandado de manera retroactiva, vaya que nos jodemos. Me di cuenta de eso, no me daban exp al finalizar muchas misiones (en las fases intermedias SI dan) y pensaba que había perdido muchísimos niveles. Estaba cabreadísimo, pero empecé a hacer cálculos y exagerando bastante habría perdido unos 4.000 exp que son sólo dos niveles.

Y sin hacer algunas misiones y con esta pérdida, he llegado a conseguir el logro de nivel 35 y las misiones finales son de nivel 28-32, osea que al final es un fallo, pero no tan grave como yo pensaba…y que estoy seguro de que en poco tiempo estará solucionado. Después de ver el final del juego y todo lo que he vivido me resulta IMPOSIBLE bajar la nota, incluso con las dudas en ciertos momentos, toda posibilidad quedó disipada. Y deseando que lleguen los DLCs del pase de temporada y también de empezar una segunda partida, decisiones diferentes, máxima dificultad, otras habilidades y forma de jugar.

Si se comprueba que el fallo es mayor y que debemos terminar en nivel 40-45 o así (una pérdida muy significativa) o tardan mucho en arreglarlo volveré gustoso y modificaré la nota a la baja. Mi nota refleja mi experiencia con el juego, hay gente que ha tenido algunos problemas más con gente flotando, sin cabeza, un poco al estilo Assassins Creed Unity, pero no tan grave ni tan frecuente. Yo he tenido más suerte.

The Witcher 3: Wild Hunt  es una obra maestra imperecedera y está disponible en Xbox One desde el pasado 19 de Mayo de 2015.

Análisis de The Witcher 3: Wild Hunt - CD Projekt consigue hacer con la tercera entrega de The Witcher 3 uno de los juegos más indispensables y obligatorios de esta generación. Y de todas, probablemente.
9.4

Lo Mejor

Lo Peor

9.5 Apartado Técnico
9.4 Jugabilidad
9.3 Duración
Facebook Twitter E-mail
Carlos Gómez

El rol es mi religión... Bioware es mi templo, Miyazaki es mi Dios.

Deja una respuesta