Los streamers se apuntan a Sea of Thieves, que sigue triunfando en Twitch