Las obras de Stanley Kubrick como fuente de inspiración de Control