Spencer: «La idea de cambiar componentes de la consola me parece muy complicada»