Microsoft podría empezar a dar más protagonismo a los embajadores asignando trabajos de soporte