Remedy trabaja en dos nuevos proyectos, esta vez sin Microsoft y no es Alan Wake