Los servidores de PUBG están parados por la llegada de la nueva actualización