Primeros test del DirectX 12 demuestran aumentos hasta del 600% de rendimiento