Platinum Games: «Nunca hemos hecho un juego como Scalebound»