El último parche de ELEX mejora la resolución pero no alcanza los 4k en Xbox One X