Oxide Games habla sobre el problema de los 1080p y 60 fps en consolas