El opening de Indivisible es sencillamente espectacular