En la nueva generación ganará el mejor ecosistema, no la plataforma