Primera oleada de usuarios baneados por violar los términos de servicio