Microsoft guarda un As para Japón