Mark Rubin sigue escusandose
“demasiadas versiones de Ghosts”