LEGO, una licencia de éxito