La New Xbox One Experience parece ser la interfaz más rápida de esta generación