La eSRAM no supuso un gran desafío para los desarrolladores de Battlefield: Hardline