El juego en streaming despierta poco interés en Europa, según una encuesta