Itagaki: «Mi obra está en completa ruina»