Ya hemos jugado a DiRT Rally 2.0 y estas son nuestras impresiones