Impresiones de la demo de Anthem: Bioware ataca con todo