Impresiones de Team Sonic Racing desde la París Games Week