Gearbox asegura la continuidad de Borderlands