El creador de God of War carga contra Xbox One, y se burla de la campaña del Adaptive Controller