El online gratuito no es una opción, es una obligación y el E3 2019 el escenario perfecto