La división de juegos de Microsoft crece un 8%, y Live alcanza los 59 millones de usuarios