El modelo «fat» de Xbox One es la plataforma base para el desarrollo de Gears 5