El CEO de Aurora44 piensa que Xbox Game Pass ha sido bueno para Ashen, pero puede ser un arma de doble filo