Atari fija su futuro en los dispositivos móviles