Apex Legends ya es un fenómeno también en ingresos