Análisis de Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution



¿Quién de los presentes no ha visto alguna vez algún capítulo de Yu-Gi-Oh? ¿O quién de los que somos más pequeños no crecimos comprando, más bien pidiéndole a nuestros padres que nos comprasen sobres de cartas de Yu-Gi-Oh? Al menos un servidor sí que lo hizo, y fue un joven super orgulloso de su mazo de cartas Yu-Gi-Oh y que merendaba todos los días con la serie original.

Y esa sensación, esos recuerdos, son los que quiere evocar Yu-Gi-Oh Legacy of the Duelist: Link Evolution. Es un juego hecho para los fans de las series y las cartas. Un título que sabe recoger la esencia de la saga y del juego de Duelo de Monstruos y lo convierte en un título más que digno. 


  Síguenos en Google News

Un juego que, además, nos servirá para revivir los momentos más icónicos de cada una de las temporadas de la serie. Ya que Yu-Gi-Oh Legacy of the Duelist: Link Evolution nos permitirá vivir en primera persona los acontecimientos más épicos, incluido el primer duelo entre Yugi y Kaiba. Por que la esencia del modo aventura del juego es esa revivir todas las temporadas de Yu-Gi-Oh desde el prisma de los protagonistas. 

Con ello, tendremos la oportunidad de jugar tanto la serie original, como GX, 5D’s, Zexal, ARC-V o Vrains. Todo ello a lo largo de los combates más significativos en cada momento, donde siempre jugaremos con el que resulta vencedor en el combate original. Y sí, esto quiere decir que jugaremos con Kaiba contra Yugi Moto en el Reino de los Duelistas y podremos invocar al Dragón de Ojos Azules Definitivo.


Apartado técnico

Yu-Gi-Oh Legacy of the Duelist: Link Evolution es un juego que en el apartado técnico no destaca en exceso. En parte por el tipo de juego que es, ya que no necesita un gran alarde de gráficos para conseguir un buen efecto. Eso sí, esto no quita que las animaciones de las cartas, el diseño de las mismas o las pocas escenas de vídeo que hay sean de una buena calidad.

Pero es digno de mencionar que las más de 100000 cartas que incluye el juego tienen todas un diseño impresionantes. Todas ellas son fieles a las representaciones tanto en la serie como en las cartas oficiales de juego. 

Además, el título nos llega en perfecto estado. Nosotros, que lo hemos jugado en una Xbox Series X, no nos hemos encontrado con ningún problema de rendimiento. Por otro lado, el aspecto sonoro, aunque bueno, puede hacerse algo repetitivo. Sobre todo cuando en un combate que puede durar cuarto de hora fácilmente, suena la misma pista en bucle, lo que termina haciéndola algo cansina.


Jugabilidad

Yu-Gi-Oh Legacy of the Duelist: Link Evolution es un fiel reflejo del reglamente del juego de cartas oficial. Y como tal sigue la máxima de algunos juegos de estrategia, “fácil de aprender, difícil de dominar”. Algo que es totalmente palpable en el título, ya que cuenta con varios tutoriales muy buenos, concisos y claros con los que aprender a jugar.

En cambio, dominar todos los recursos, acciones y circunstancias del juego es algo realmente complejo. Es decir, aprenderás a jugar muy rápido, pero te costará convertirte en un auténtico maestro del Duelo de Monstruos. 

Más allá de todo esto, Yu-Gi-Oh Legacy of the Duelist: Link Evolution es un juego que cualquier que haya visto las series o haya jugado con su propio mazo le será familiar. Todo es igual y sigue el mismo patrón. Cada uno de los dos duelistas tiene un mazo entre 40 y 600 cartas, con hasta 3 copias de cada carta. Cada turno se divide en diversas fases, donde podremos colocar a nuestros monstruos, cartas trampas o mágicas en nuestra parte del campo u organizar ataques hacia el rival.

Cada uno de los duelistas cuenta con 8000 puntos de vida, la única pequeña licencia que se toman en el juego en la campaña, ya que en la primera temporada sólo eran 4000. Por supuesto, gana quién reduzca a cero la vida del rival o quién consiga una condición de batalla, como reunir las cinco piezas de Exodia.

En general, el juego es ágil y dinámico, no se hace repetitivo y no hay dos partidos iguales. Aunque eso sí, tenemos que señalar que hay un elemento que no nos ha gustada nada. Y es que cuando tenemos una carta trampa de acción y la jugamos boca-abajo, el juego nos va a estar preguntando a cada paso que si queremos activarla. En todas las fases o cada movimiento que haga cualquiera de los jugadores nos lo preguntará. Algo que termina siendo muy cansino y que puede causar bastante frustración. Es más, nosotros mismo decidimos activar alguna que otra carta trampa antes de lo que teníamos previsto sólo para que no saliese más el mensaje…


Duración

Para hablar de la duración tenemos que dividirlo en dos. Por un lado tenemos el modo para un jugador, la campaña per se, donde tenemos unos 150 duelos disponibles. Todos ellos no están desbloqueados de inicio, si no que tenemos que ir desbloqueando según vayamos ganando duelos. Eso sí, todas las temporadas están disponibles desde el principio, así que podemos saltar directamente a aquellas que nos traigan mejores recuerdos.

Con todo ello, superar todos los duelos nos puede llevar perfectamente más de 30 horas. Una cifra nada desdeñable para un juego de cartas. Y enfrente de esto tenemos el ilimitado modo multijugador, donde podremos poner a prueba nuestra habilidad creando mazos de Yu-Gi-Oh. En este modo multijugador podremos jugar tanto Ranked como amistosas o contra amigos.

Además, conseguir todas las cartas nos llevará un buen puñado de horas. Ya no sólo por ser más de 10000, si no por que uno de los pocos defectos que tiene el juego es que no hay ningún tipo de información sobre qué cartas nos pueden salir en cada paquete que compremos. 

Una gran pega por varios motivos. Primero, por el propio afán coleccionista de aquellos que quieran tener todas de no saber que sobres comprar para poder conseguir las que le falten. Y segundo, por aquellos que quieran crear un mazo específico con unas cartas clave no sabe donde tiene que gastar el dinero del juego para tener más opciones de conseguirlas.


Conclusión

Yu-Gi-Oh Legacy of the Duelist: Link Evolution es un digno juego de Yu-Gi-Oh. Pero además, es un gran juego de cartas. Sí, tiene algún fallo de diseño, pero en un título dinámico, divertido y fácil de aprender a jugar para quién nunca se haya acercado a esta saga. Y eso, sin duda, es un gran punto positivo.

Además, todo fan de Yu-Gi-Oh, tanto del juego de cartas como del anime, se encontrará con la experiencia definitiva de la saga en materia de videojuegos. Sin duda, un título que nos permite  revivir los mejores combate del anime y que nos hace partícipe del Duelo de Monstruos, con más de 10000 cartas que coleccionar.

En definitiva, un buen juego que hará las delicias de los fans de la saga y de aquel que se acerque por primera vez a Yu-Gi-Oh.

Agradecemos a Konami el material ofrecido para realizar este análisis.

7.7

Lo Mejor

  • Más de 10000 cartas por coleccionar
  • La compilación definitiva de los mejores momentos de la saga
  • Buenos tutoriales para aprender a jugar

Lo Peor

  • Música repetitiva
  • Una tienda con poca información sobre lo que conseguimos en cada sobre
  • Malas decisiones con algunas acciones del juego
7 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
8.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
JGBassols

Mi vocación fue siempre la arqueología, pero por azares del destino termine enamorado de la Egiptología. Pero, sobre todo, soy periquito y gamer. Además, soy amante de las buenas historias. Si no me ves estudiando, estaré con un mando y una aventura en la consola.