Análisis de We Were Here


Los juegos de aventura, ya sean súper producciones o títulos de corte indie, han sido tradicionalmente para un único jugador. Sin embargo, la tendencia de la industria en los últimos años ha sido la de introducir componentes multijugador en este tipo de juegos, consiguiendo de esta manera poder compartir con uno o varios amigos maravillosas historias. Uno de las compañías pioneras en hacerlo fueron los holandeses Total Mayhem Games, que en 2017 lanzaron We Were Here para PC, y que desde hoy podemos disfrutarlo gratis en Xbox One gracias a los Juegos con Gold de septiembre.

Decimos que son pioneros en este ámbito porque We Were Here es muy especial, y es que ofrece, obligatoriamente, una experiencia cooperativa para dos personas. Cada uno de los jugadores manejará un personaje con un rol bastante diferenciado: por un lado el Explorador, sobre el que recaerá la mayoría de la acción; y por el otro el Bibliotecario, que estará en una sala donde se encontraran las soluciones de todos los puzzles que tendrá que resolver el otro jugador. Ninguno de los dos jugadores podrá ver lo que ve el otro, por lo que la comunicación es clave para poder superar el juego. La historia es casi «decorativa» puesto que el juego solo tiene una cinemática inicial que explica (por decir algo) como ambos personajes llegan a un gran castillo y son separados por una extraña presencia. Por todo esto We Were Here es una curiosa propuesta para compartir, aunque muy brevemente, tal y como veremos en este análisis.


Apartado técnico

A nivel técnico estamos ante un juego correcto, aunque es todo lo funcional que debería. Nuestro espacio de juego, manejemos al personaje que manejemos, se reduce a pasillos y habitaciones iluminadas decentemente de un castillo bastante vacío de detalle, y el único momento en el que salimos al exterior tampoco destaca por ser de bella factura, ya que únicamente se trata de un patio cubierto de nieve ¿Es esto motivo para no darle una oportunidad? Rotundamente no. El juego eso sí, no tiene ninguna caída de fps, por lo que se deja jugar bastante bien.

Análisis de We Were Here

En lo que respecta al nivel sonoro, el juego tiene una melodía que nos acompaña durante toda la aventura, aunque en ciertas zonas donde podemos morir esta cambia y se vuelve más rápida, o incluso pudiendo escuchar el ruido de algún ser que vaga por el castillo. Realmente este aspecto es bastante testimonial, ya que estaremos concentrados en escuchar lo que nos dice el otro jugador por el walkie.


Jugabilidad

La forma de jugar de este We Were Here tiene un pilar claro: la comunicación entre ambos jugadores. Ninguno puede ver lo que ve su compañero en ningún momento de la aventura, por lo que la descripción de lo que ve cada uno es muy importante, o, al menos, de todo aquello que pueda ser una pista para avanzar. Para ello deberemos usar nuestro walkie-talkie para que nos pueda escuchar nuestro compañero. Cuando hagamos esto la luz de su walkie se encenderá, indicándole al otro jugador que vamos a iniciar nuestro mensaje.

Este detalle, aunque pueda parecer bastante testimonial, en realidad es bastante importante porque será el único indicador que nos dará el juego para saber que el otro jugador esta hablando, y así evitar hablar a la vez. Por todo ello será clave intentar comunicarnos de manera breve y sin soltar tochos de información. Cabe destacar que podéis obviar esta mecánica jugando con un amigo en una party, pero os lo desaconsejamos puesto que estaría quitándole gran parte del encanto al juego.

Análisis de We Were Here

Otro punto a destacar es que el juego no nos dice en ningún momento que debemos hacer, salvo por el hecho de que estamos atrapados en un castillo y tenemos que escapar de él, lo que nos encanta. De los dos jugadores el que maneje al Explorador será el más activo, ya que deberá resolver prácticamente la totalidad de los puzzles (salvo en cierto momento donde su vida estará en manos del Bibliotecario).

Observando bien la sala en la que se encuentre, el Explorador deberá describir lo que tiene delante de él, siendo muy importantes los detalles (que símbolo está o en que orden, si se trata de un cuadro con un pájaro normal o tiene alguna cosa fuera de lo común, etc.) y deberá ser el Bibliotecario el que busque a través de esos detalles las pistas necesarias para resolver cada enigma.

Análisis de We Were Here

Los primeros acertijos que nos encontremos no nos darán muchos problemas, ya que el juego no nos penaliza por equivocarnos una y otra vez. Sin embargo, llegado a cierto punto de la aventura, habrá situaciones donde si nos equivocamos o si tardamos demasiado tiempo en terminar una prueba alguno de los personajes morirá, lo que nos obligará a comenzar desde el último punto de control. Desde recorrer un laberinto con varias puertas y mecanismos bastante complicado a jugar una pequeña partida de ajedrez, We Were Here nos ofrece un surtido de situaciones que nos harán pensar mucho si queremos completarlo.


Duración

We Were Here es un juego bastante corto, cuya duración dependerá en mayor o menor medida de nuestra ingenio y de como de bien nos comuniquemos con el otro jugador. En condiciones normales, el juego nos durará de 3 a 4 horas. Sin embargo, cuenta con un factor rejugable interesante, dado que el que controle a uno de los dos personajes no sabrá como es el camino que deberá seguir el otro, eso sin tener en cuenta que la solución de algunos puzzles no será la misma en todas las partidas.

Análisis de We Were Here

Además, si sois de esos jugadores a los que os encanta coleccionar logros, el juego dispone de logros para ambos personajes, además de tener unos más complicados de conseguir, puesto que para ello necesitaremos realizar cada puzzle sin equivocarnos ni una sola vez.


Conclusión

We were Here es una aventura para pasar solo una tarde muy agradable jugando con un amigo, pero no será de esos juegos que te dejan huella. Nos pone delante una serie de acertijos que serían imposibles de resolver sin la ayuda de nuestro compañero, que si bien es verdad son variados tampoco son demasiados. Como juego únicamente de puzzles pasaría un poco desapercibido, pero lo cierto es que al ser un título cuyo pilar principal es la cooperación lo convierte en una propuesta curiosa.

Si eres de esos que disfrutan jugando en cooperativo con amigos experiencias tranquilas o resolviendo puzzles, dadle una oportunidad a We Were Here, y aún más teniendo en cuenta que podréis jugarlo totalmente gratis gracias a los Juegos con Gold de septiembre.

6.8
BUENO

Lo Mejor

  • Acertijos variados
  • Experiencia cooperativa maravillosa
  • Gratis de lanzamiento gracias a los Juegos con Gold

Lo Peor

  • Gráficamente discreto
  • Duración escasa
6.5 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
6.5 Duración
Facebook Twitter E-mail

Buscar

Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en título
Buscar en contenido
Buscar en entradas
Search in pages
Filtro por categorías
Actualizaciones
Análisis
Análisis Windows 10
Aplicaciones
Avances
Comunicados
Destacada
E3 2019
E3 2020
Editorial
El Rincón del Lector
Entrevistas
Exclusiva
Gamescom 2019
General
Guías
Hardware
Juegos
Mods
Multimedia
Nota de Prensa
Noticias
Ofertas
One Opina
PC
Podcast
Retrocompatibles
Slider
Sorteos
Tiendas
Xbox Game Pass
Xbox Live
Xbox One
Xbox One X
Xbox Scarlett