Análisis de The Crew 2

No muchos esperaban una secuela de The Crew, el arcade de Ubisoft aparecido en 2014 que ofreciendo una experiencia de conducción extrema bajo un enorme mundo abierto y un modo campaña de unas 20 horas de duración, trató de mezclar su propia narrativa con elementos de MMO. Su lanzamiento seguramente no fue el más acertado, porque en términos generales los franceses fracasaron en su primer intento de llevar todo lo aprendido de los mundos abiertos de sus sagas a un juego de conducción. La idea era fresca y del todo desafiante, pero un apartado técnico obsoleto y constantes problemas en la jugabilidad y el rendimiento, tiraron por tierra todo el trabajo realizado por Ivory Tower, el estudio propiedad de Ubisoft a cargo de su desarrollo.

Sin embargo, el título supo mejorar y superar sus problemas a través de constantes actualizaciones proporcionadas por los franceses, que a su vez lo nutrieron de bastante contenido adicional, y como de todo se aprende, ahora tratarán de redimirse con The Crew 2, un título que lejos de querer ser una segunda parte, se presenta como una experiencia totalmente diferente.

The Crew 2 ya no se puede catalogar como un “juego de coches”, pues tanto si habéis probado las dos betas que ha tenido el juego como si solo habéis visto imágenes o vídeos, ya sabréis que basa su experiencia de conducción arcade por tierra, mar y aire, y que se concentra en un mundo abierto con un mapa de Estados Unidos enorme y lleno de actividades por hacer y desafíos por completar. Imaginad (salvando las distancias) un Forza Horizon, pero que además de coches incluya motos, lanchas y avionetas. Resulta interesante como poco, ¿no? vamos a descubrirlo.


Apartado Técnico

El mundo abierto de The Crew 2 nos sitúa de nuevo en un mapa de Estados Unidos, que si bien es enorme, el hecho de no tener zonas construidas a escala 1:1 le hace perder la excelencia. Lo vemos en los escenarios urbanos por los que pasamos, con edificios un tanto planos, texturas a veces pobres incluso en Xbox One X, y en los efectos de las salpicaduras del agua tanto en charcos como por el mar, o en menor medida en la fauna y la vegetación.

Aunque gráficamente no está del todo a la altura de la actualidad, a la recreación del país no le falta de nada y termina rayando a buen nivel por tierra, mar y aire. Podremos recorrer, navegar o sobrevolar libremente las playas, rios, cañones, desiertos y las grandes ciudades que se sienten vivas, como New York, Las Vegas o Los Ángeles, y todo con una distancia en el dibujado que cumple sin demasiados alardes. Lógicamente, en este apartado supera a su antecesor, pues se nota la evolución tanto en los entornos como en los modelados de los vehículos (que además ahora cuentan con bastantes licencias de marcas conocidas) o en la iluminación y los efectos climatológicos, con ciclos de noche y día más amplios, pero la sensación que nos queda es que Ivory Tower se podía haber estirado un poquito más.

Los grandes mundos abiertos siempre requieren de una gran cantidad de procesado gráfico que termina traduciéndose en errores puntuales que afectan a la jugabilidad, como pueden ser bajadas en los fotogramas por segundo o la presencia de bugs y popping. The Crew 2 no es una excepción, pero aunque hemos percibido algunos errores como ver una farola levitando o la aparición repentina de objetos en el aire, el rendimiento es de 60fps bastante estables incluso jugando en 4K. Además, los tiempos de carga son muy escasos, y dado que el mapa permite el viaje rápido entre eventos y pruebas, la transición final resulta muy fluída.

En cuanto al sonido, la banda sonora si bien no destaca, es variada y lo suficiente acertada. Personalmente suelo desactivarla para poder apreciar mejor los efectos del motor y de las superficies, que dicho sea de paso, suenan bastante realistas no solo desde la vista fuera del vehículo, sino también desde la del interior de la cabina. Aunque en esta secuela se ha apostado más por la progresión (de la que os hablaré en el siguiente apartado) que por la narrativa, The Crew 2 viene completamente localizado al castellano, y lo hace con una interfaz amigable y un buen reparto de voces, tal como Ubisoft nos tiene acostumbrados.


Jugabilidad

The Crew 2 es un juego de conducción puramente arcade. Tras una breve y sosa presentación nos pondremos manos a la obra para escribir nuestra historia por tierra, mar y aire. El argumento huye desde los primeros compases de cualquier posibilidad narrativa para centrarse en la progresión, y solo sirve como excusa para ponernos al volante de nuestro primer coche en una primera prueba. A partir de ahí, lo que deberemos hacer es adquirir otros vehículos para ir participando en eventos que una vez cumplidos, arrojarán nuevas piezas a modo de loot para mejorar nuestra colección de coches, motos, lanchas y aviones. Lo haremos a través de 4 disciplinas diferentes que albergan diversas modalidades, unos 10 vehículos por cada una de ellas, y un jefe al que habrá que batir.

  • Street Racing: Carreras por las calles de las ciudades (Street Racing), pruebas de derrapes (Drift), de aceleración en rectas cortas (Drag Race), o travesías de una ciudad a otra al volante de los bólidos más potentes (Hyper Car).
  • Offroad: Carreras entre barro y asfalto (Rally Cross), a través de paisajes salvajes utilizando tanto coches como motos (Rally Raid), o en circuitos llenos de lodo sobre motocicletas (Motocross).
  • Freestyle: Pruebas acrobáticas en el aire (Aerobatics), carreras de lanchas por serpenteantes canales llenos de obstáculos (Jetsprint), o las aparatosas pruebas al volante de los Monster Truck.
  • Pro Racing: Los eventos de mayor prestigio, con carreras de alta velocidad en lanchas a motor (Power Boat), largos trazados en coches super modificados (Touring Car), en monoplazas (Alpha GT), o zigzagueantes vuelos por los cielos (Air Race).

Además de los eventos, hay muchísimas actividades con las que dejar nuestro sello en los récords del juego, como super saltos y sprints en trazados concretos, o eventos en tiempo real donde haciendo uso del modo Foto tendremos que localizar un objeto o un animal. En The Crew 2 hay mucho por hacer, de contenido va más que sobrado, sin embargo, falla un poco en la ejecución jugable.

La adición de lanchas y avionetas es de agradecer y aportan muchísima variedad al juego, pero terminan aburriendo con el paso del tiempo. Y es que tener todo el mar y el cielo ante ti, sin más obstáculo que tus rivales de carrera, le quitan emoción al asunto, además de que la sensación de velocidad tampoco es la más adecuada incluso con el uso de la “nitro”. Sobre el asfalto o la tierra la cosa mejora, aunque el control de las motos a veces resulta extraño con reacciones poco realistas, y el de los coches si bien es más normal dentro de los estándares de los juegos arcade, se siente descompensado, sin peso real y sin sensación de tracción. Será precisamente en las pruebas de Street Racing donde veremos más estas carencias, porque adolece del efecto rubber banding, y aun con los mejores coches mejorados y pulsando desesperadamente el botón de “nitro”, sudaremos el volante para ganar una carrera.

Mención aparte para unas colisiones que no aportan nada, si te chocas contra un árbol, rebotas, si haces un “vuelo a cuchillo” con tu avioneta y tocas con un ala lo que no debes, saldrás rebotado. El juego siempre te devolverá a tu sitio, y sí, estamos de acuerdo en que es un título que quiere y desea ser solo arcade, pero esperábamos algunos detalles que acercaran la jugabilidad a la realidad.


Duración

Al ir ganando eventos, no solo conseguiremos piezas para equipar y mejorar nuestros vehículos, sino que también ganaremos fama con seguidores en las redes sociales, y con ellos subiremos de nivel hasta ser una leyenda dentro de la organización Motornation. En este sentido y junto a todo lo demás, The Crew 2 es un título que divierte y es tremendamente adictivo, pero sobretodo, se siente libre. La libertad de The Crew 2 es total, tenemos todo el mapa a nuestra disposición para ir creciendo como personaje y aumentando nuestro garaje, que servirá como punto neurálgico para admirar nuestra colección de vehículos, o para personalizarla al igual que a nuestro conductor/a.

Resulta complicado y hasta injusto calcular a bote pronto un número de horas de juego, ya que cada jugador lo afrontará como más le convenga. Si no te gustan las pruebas de lanchas o aviones, puedes pasar de ellas, si prefieres no pisar el asfalto, también puedes prescindir de coches y motocicletas. Ganar pruebas y ganar premios libremente permite que podamos echar ese ratito diario después del trabajo, o pegarnos una buena sentada de varias horas. Todo dependerá de lo interesados que estemos en continuar el juego y en obtener todos los logros, pero lo que está claro es que hay muchas, pero que muchas horas por delante.

Además, los contactos de Xbox Live que también tengan el juego nos aparecerán en el mapa, y podremos realizar actividades junto a ellos, tratar de superar sus récords, o conducir libremente una Harley Davidson al tiempo que charlamos sobre la vida o arreglamos el mundo, y esperamos que en una futura actualización Ubisoft implemente las prometidas carreras PVP.


Conclusión

The Crew 2 supera con creces a su predecesor, con un planteamiento totalmente arcade y no demasiado innovador, pero que ha sabido evolucionar hacia un mundo abierto más grande, más divertido y en definitiva, mejor. Su variedad de eventos y actividades, unida a la implementación de los nuevos vehículos y a las posibilidades multijugador, hacen de él una apuesta de conducción festiva y despreocupada que nos tendrá viajando por todo Estados Unidos durante bastante tiempo.

Sin embargo, en lo técnico no destaca demasiado y no se encuentra a la altura de las exigencias de la generación actual, y además tiene la difícil papeleta de tener que jugarse el puesto con el verdadero titán de la conducción en Xbox One: Forza Horizon 4. En función de si sabemos o no disfrutarlo, la nota final de este análisis podrá quedarse corta o parecer generosa, pero como siempre decimos, no es más que un reflejo de nuestro texto. Al final lo que importa es que cada jugador va a poder disfrutar y valorar The Crew 2 a su manera, y eso no es algo de lo que cualquier juego pueda alardear, y aún menos hacerlo al mismo tiempo por tierra, mar y aire.

* Agradecemos a Ubisoft el material recibido para poder realizar esta review.

8

Lo Mejor

  • Supera en todo a su predecesor.
  • Un gran mundo abierto lleno de actividades.
  • La adición de motos, lanchas y avionetas.
  • Progreso desafiante, divertido y adictivo.

Lo Peor

  • Técnicamente podría haber dado un poco más.
  • La presentación del modo principal sosea.
  • Se echan en falta carreras online competitivas.
7.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
8.5 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Facebook Twitter E-mail
Desirée Clary

Nómada digital de sangre verde y vikinga. Juego, luego escribo, y cuido de los contenidos de Generación Xbox. Gamer de cuna y Xboxer desde 2005.

3 Comentarios
  1. Dermaneste

    29 junio, 2018 en 21:19

    Buen análisis. Es muy entretenido…pero siendo sincero la única prueba de motocross que he jugado… bufff… esas físicas y esas motos… Si a alguien le gustan los juegos de conducción arcade, disfrutarán de The Crew 2 sin duda.

     RESPONDER 
    2+

  2. DavisssCHACKAS

    2 julio, 2018 en 13:18

    Si bien no lo he jugado, creo que se han equivocado con la fecha de lanzamiento, al menos en Xbox. Con el Forza, que estará en el gamepass, en el horizonte (nunca mejor dicho) y sabiendo el apartado técnico de este, mucho nos tienen que gustar los aviones y las lanchas para no esperar unos meses y disfrutar de lo nuevo de Playground Games

     RESPONDER 
    0

  3. Desirée Clary

    3 julio, 2018 en 13:36
    En respuesta a: @DavisssCHACKAS

    Yo voy a disfrutar los dos :) son diferentes, te lo aseguro.

     RESPONDER 
    0

Deja una respuesta