Análisis Super Cloudbuilt

Hay videojuegos a los que debería estar prohibido jugar en verano. Títulos con los que realmente sudarás la gota gorda por lo endiablado y frenético de su jugabilidad. Super Cloudbuilt es uno de ellos. Una experiencia cuasi lisérgica llena de color y velocidad que nos pone en la piel de Demi, una chica que ha olvidado su pasado y se encuentra en un angustioso pathos por recuperarlo. Como una especie de alma astral, deberemos vagar por el hospital en el que yace, y entrar en los diferentes niveles que nos proponen los desarrolladores para desbloquear la verdad tras el accidente que la mantiene postrada a la cama.

Estamos ante un título para los amantes de los retos, para aquellos que verdaderamente quieren sufrir a los mandos, pero sin llegar al extremo de la histeria. Super Cloudbuilt es difícil, pero recompensa el ensayo-error y tu memoria espacial, que irás construyendo a medida que recorras sus niveles.

Una propuesta tan fresca como desenfrenada que se antoja como uno de los títulos más estimulantes de los muchos que verá aparecer la Microsoft Store en agosto.

Apartado Técnico

Uno de los aspectos que más llama a la atención de Super Cloudbuilt es su diseño gráfico, una auténtica golosina del cell shading con la que sus desarrolladores se han debido divertir muchísimo. Aparte de sus bellas tonalidades, que combinan el gris del yeso y las estructuras industriales con colores fluorescentes como el rojo, el verde o el morado, también posee un fantástico diseño de personajes y enemigos, entre el que destaca, por supuesto, el de la protagonista, una especie de 2B muy humana. Tendremos ante nosotros un mundo que mezcla lo tecnológico con lo decadente, las ruinas con la modernidad.

Pero este mundo está compartimentado por diferentes niveles, cada con una estética y color predominante, por lo que la variedad, en su justa medida, claro, estará servida. Cabe destacar los diferentes modos de imagen que podremos activar en todo momento desde el menú del juego, como podéis ver en el vídeo exclusivo que os mostramos a continuación (cortesía de nuestro compañero Gaizka), donde se pueden apreciar mucho mejor de lo que pueden expresar las palabras las diferentes opciones.

Un videojuego de la velocidad de Super Cloudbuilt debe ir lo más fluido posible, el movimiento no puede ni debe estar entrecortado por caídas de frames o limitaciones técnicas varías. Y hemos de decir que en este aspecto el equipo de Double Even ha estado a la altura de la tarea, ofreciendo un apartado técnico impecable en el que apenas se percibe mancha alguna. Algo que parece costarle terriblemente a otros estudios de un supuesto mayor calado.

Otro aspecto fundamental e imposible de pasar por alto es la gran calidad de su banda sonora, que combina temas electrónicos con melódicos que incrementan la velocidad del juego, al menos en nuestras cabezas, por su punto de epicidad en algunos momentos de los niveles. Añadir para finalizar que está adaptado al castellano con voces en inglés.

Jugabilidad

Entramos en el apartado clave. Más allá de sus gráficos totalmente estetas, nos encontramos con un videojuego realmente difícil, que premia conceptos del pasado como las vidas y elimina de la ecuación ayudas como los autosaves en cada esquina. En Super Cloudbuilt vas a tener que sudar, y bien, para pasarte todos los niveles que te proponen. El esquema es sencillo, en vez de plantear el videojuego como un título lineal en el que ir avanzando, la acción está dividida por toda una serie de niveles, algo que también ayuda a la diversidad sin tener que encajarla en un continuo.

Para superar los niveles no tendrás más que llegar al otro lado. Algo que puede parecer sencillo pero nada más lejos de la realidad. Al final nuestro infernal recorrido por paredes, plataformas flotantes en el vacío y metralletas listas para hacernos un traje nuevo, encontraremos una serie de cajas listas para ser desbloqueadas con toda una serie de objetos y mejoras que nos ayudarán a marcar la diferencia en los niveles venideros, marcados siempre por un indicador de dificultad que va del 1 al 10. Ahora bien, para conseguirlas deberemos prestar mucha atención mientras vamos dando saltos y tumbos por los niveles, ya que habrá esparcidos cuatro chips, A, B, C y D, que deberemos recoger si queremos desbloquear estas cajas.

También hay otra serie de llaves, mucho más escondidas, que desbloquearán mejoras más jugosas. Es por ello que, a pesar de acabar un nivel, siempre podrás volver para encontrar aquellos objetos que hayas perdido o los retos que te queden pendientes, y el juego siempre te indicará ante cada puerta qué te has dejado. Es muy aconsejable ser completista, sobre todo en el partes iniciales, ya que todo lo que puedas conseguir te ayudará enormemente en los exigentes retos futuros.

Super Cloudbuilt

Hasta aquí la teoría, pero la práctica se convierte en algo mucho más intrincado. Debes medir muy bien tus pasos y tus saltos antes de hacerlo, y quizá a los neófitos como yo les cueste volver a acostumbrarse a un sistema de checkpoints, vidas y muertes absolutas que te hacen reiniciar el nivel. Los checkpoints puedes encontrarlos esparcidos por el mapa pero también crearlos a partir de banderolas que irás encontrando. No será baladí cada vez que las pongas, y es que además de hacer respawn desde ese punto, por cada bandera te ingresarán un total de seis vidas, que bien seguro que te vendrán como agua de mayo en algunas de sus partes. Cuando el contador se acaba, empiezas desde el principio, perdiendo todos y cada uno de los ítems que hubieses adquirido. Ahora bien, este sistema juega a favor de Super Cloudbuilt, que premia, como ya decíamos, la memoria espacial. Puede que hayas caído, pero en la siguiente ronda sabrás muy bien dónde se esconden los objetos, qué camino debes seguir para encontrar la salida y cuál es la mejor forma de hacerlo. Por que sí, otra de sus grandes virtudes es su libertad cuasi total para ir por el camino que más te plazca.

Mediante los diferentes poderes entre los que contamos, como un jetpack que nos permite hacer doble saltos, o un speed con el que podremos escalar paredes y recorrerlas en horizontal cual parkour ultravitaminado, deberemos encontrar nuestra propia senda a partir del mapa que nos proponen, compuesto por plataformas flotantes suspendidas en el más absoluto de los vacíos. Mucho se ha hablado de la verticalidad de Super Cloudbuilt, pero yo creo que más bien es un título completamente expansivo, que aprovecha estos dos conceptos, vertical y horizontal, para armar uno de los plataformas de acción más peliagudos de todos aquellos que hemos visto últimamente.

Duración

Aparte de su dificultad per se, que puede hacer que te pases a los mandos más horas de la que te gustaría, Super Cloudbuilt incorpora dos modos competitivos, Ranked y Rush, para probarte con tus amigos a través de Xbox Live. Eso sí, deberás primero pasarte por el Modo Historia para poder desbloquearlos. Es el videojuego ideal para aquellos amantes de los verdaderos retos, sobre todo en el apartado del speedrun. Además, dentro del Modo Historia se incorpora un nivel llamado Playground, un lugar en el que poder practicar todas las cabrerías posibles hasta dominarlas y poder aplicarlas en los niveles de historia, que no son pocos. Según How Long to Beat, la historia se te puede ir a las cinco horas, yo me atrevo a afirmar que bastantes más, y el completista a las 10, pero en este apartado depende puramente de la destreza del jugador. Lo puramente analizable, que son los diferentes modos que incorpora, nos permiten asegurar que tenéis videojuego para rato. Si no acabáis locos antes.

Super Cloudbuilt

Conclusión

Super Cloudbuilt no es un videojuego para todos los públicos, y eso es una de sus grandes virtudes. El nicho que busque videojuegos exigentes tiene su agosto con este remake que mejora en casi todo a su iteración original. Rapidez, frenetismo y mucho plataformeo combinado excelentemente con la acción para todos aquellos amantes de los verdaderos retos. El Parkour llevado a otro nivel. Mucho se ha hablado de su comparación con Gravity Rush, por compartir los gráficos cell shading, una protagonista femenina y el gusto por el caer al vacío en un plataformas, pero nada más alejado de la realidad. Gravity Rush es un grácil paseo por el parque comparado con Super Cloudbuilt.

*Nota: Agradecemos a Double Eleven el código del juego y material para esta review.

6.8

Lo Mejor

  • Recupera conceptos como las vidas y checkpoints.
  • Diseño de niveles.
  • Un vistoso apartado gráfico.

Lo Peor

  • Controles endiablados.
  • Curva de dificultad.
6.8 Apartado Técnico
6.8 Jugabilidad
6.8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Elodie Mellado

Me licencié en Comunicación Audiovisual y aún intento resolver qué significa. Amante de todas las artes, en especial del séptimo, noveno y, por supuesto, décimo.

0 Comentarios
  1. Anónimo

    2 agosto, 2017 en 22:55

    Visitor Rating: 7/10

    0

Deja una respuesta

Análisis Super Cloudbuilt

por Elodie Mellado tiempo de lectura: 6 min
0