Análisis de State of Anarchy: Master of Mayhem

State of Anarchy: Master of Mayhem es un videojuego indie de tipo run and gun. Este título, desarrollado por Lapovich y comercializado por Sometimes You, cuenta con una estética peculiar basada en el Doodle art. Sus dibujos y garabatos lo diferencian del aspecto visual al que estamos acostumbrados normalmente aunque cada vez contemos con diseños más particulares. A través de ellos se construye la historia de una invasión de alienígenas a la Tierra y la resistencia opuesta por un ciudadano, decidido a plantar cara a los invasores espaciales. Para ganarles la batalla, se enfrenta a oleadas de extraterrestres y a los delincuentes terrícolas, los rioters, que han aprovechado el estado anarquía instaurado para campar a sus anchas por las calles.

State of Anarchy - Master of Mayhem - Captura

Los primeros niveles nos permitirán un acercamiento gradual al juego, que poco a poco se va complicando. Aparecerán nuevos enemigos, más fuertes y abundantes. Por suerte, en cada fase obtenemos una nueva arma que nos permitirá hacerles frente, pero que también nos obligará a cambiar nuestras tácticas y a adaptar nuestra forma de desenvolvernos. Uno de los aspectos más destacados de State of Anarchy es la facilidad con la que nos permite alcanzar logros. La mayoría de ellos son logros raros, que conseguiremos sin buscarlos, siguiendo un estilo de juego natural. Para cuando terminemos el videojuego, habremos conseguido todos los logros, o casi todos, sin sudar a penas.


Apartado Técnico
State of Anarchy: Master of Mayhem es un juego en 2D, con una cámara cenital enfocada sobre nuestro personaje. Esta perspectiva nos dará una visión bastante amplia de nuestros enemigos, sin importar por donde vengan. Nos podremos mover libremente en todas las direcciones del plano, aunque encontraremos algunos obstáculos, como árboles o edificios, que nos harán pasar un mal trago si nos chocamos con ellos en un mal momento. Los objetos insertados no aparecen en la vista propia de una cámara cenital, la planta, sino que cuentan con una ligera perspectiva y unas texturas diferentes al entorno, para evitar que resulte todo tan llano y homogéneo.

State of Anarchy - Master of Mayhem - Captura 2

El uso del doodle art le da personalidad al juego y consigue una apariencia diferente de la que suelen tener otros títulos de su categoría. La elección del color azul hace que sintamos estar inmersos en un espacio dibujado con bolígrafo sobre folio. Además, sus fondos blancos contribuyen a aportar luminosidad al entorno y a dar una sensación de amplitud. Su estética divertida es ensalzada por los efectos de sonido producidos con la boca, que hacen que el videojuego sea aún más hilarante.

A pesar de no tener una gran carga gráfica, su rendimiento se podría mejorar. En ocasiones, los tiempos de carga son lentos y el juego llega a colgarse antes de que podamos entrar en la fase. Esto nos obliga a reiniciarlo y a perder el progreso que hayamos alcanzado en el nivel. En algunas de las etapas finales, cuando nos asedian demasiados enemigos, la fluidez se resiente, pero nunca de forma grave.


Jugabilidad
La mayor crítica que puede hacérsele a State of Anarchy: Master of Mayhem es en relación a su jugabilidad, pues termina siendo repetitivo. Tras un par de horas frente a la pantalla, nos acabamos cansando de que vuelva la misma dinámica de juego una y otra vez. Las misiones son idénticas a lo largo del videojuego: salimos a la calle, nos enfrentamos a los enemigos hasta alcanzar el banco, matamos al jefe del banco, nos enfrentamos a un OVNI, lo perseguimos y luchamos contra un alien grande.

Los efectos sonoros del juego están hechos con la boca: ¡pin, pam! ¡prtttrtrtrtrtr! - ¡Comparte!    

El cambio de armas en cada nivel exige que modifiquemos nuestra forma de enfrentarnos a los enemigos, lo cual hace que el juego no se vuelva rutinario tan rápido. En este sentido, durante las primeras 20 fases, siempre aparece algún enemigo nuevo que nos sorprende con sus ataques. Pero, desde que superamos el ecuador, cuesta encontrar un incentivo para continuar jugando y no desengancharse. A pesar de todo, la fase final cuenta con un enemigo sorpresa, diferente a todos los que hemos visto a lo largo del título. Si somos capaces de matarlo, recibiremos un logro bastante suculento.

State of Anarchy - Master of Mayhem - Captura 3

Para pasar los 48 niveles del juego, es fundamental mejorar las armas y habilidades de nuestro personaje. Un aspecto muy favorable es que los menús desarrollados por Lapovich nos permiten resetear los puntos de habilidad y las mejoras de las armas, para volver a redistribuirlos según nos convenga en cada misión. La conducción de los vehículos es poco natural y más bien torpe. Pero quizá esto no pueda considerarse negativo, ya que si fuera más sencilla, resultaría demasiado fácil atropellar a los rioters y dar caza a los OVNIS.


Duración
Se trata de un videojuego bastante corto, que nos durará alrededor de una semana. Si lo dosificamos mucho, puede que incluso dos. Si bien es verdad que es breve, termina volviéndose algo pesado, como ya comentamos en el apartado de jugabilidad. Por ello, si fuera más extenso, pocas personas encontrarían las ganas para llegar hasta el final.

Los logros se obtienen fácil y rápido. Esto supone que cuando alcanzamos el final del juego, solo nos quedan dos o tres por conseguir. Si somos usuarios competitivos, y buscamos sumar puntos en el gamescore, podremos extender nuestra experiencia de juego un par de días más, hasta conseguirlos todos.

State of Anarchy - Master of Mayhem - Captura 4


Conclusión
State of Anarchy: Master of Mayhem es un videojuego muy sencillo y divertido. Fácil de jugar e ideal para pasar un rato entretenido. Su estética rompe con la de los títulos que solemos ver en consolas. Los sonidos, hechos con la boca, consiguen sacarnos una sonrisa y hacer muy amena nuestra experiencia en el juego.

Aun así, el parecido entre todas las misiones acaba cansando rápido y cuando logramos la capacidad de regenerar nuestra vida con los enemigos que matamos, deja de suponer un reto. Esto hace que nos desenganchemos pronto del videojuego y que nos falten estímulos para querer terminarlo. A pesar de todo, los entusiastas  de los shoot’em up y de los run and gun no podrán evitar desarrollar un cariño especial hacia la apariencia de este videojuego.

*Gracias a Sometimes You por habernos proporcionado el material para la review.

7
UN RUN&GUN POCO COMÚN

Lo Mejor

  • Estética original y divertida.
  • Sonidos hilarantes, todos hechos con la voz.
  • Un arma nueva cada nivel.
  • Logros fáciles de conseguir.

Lo Peor

  • Termina siendo rutinario, todos los niveles son muy parecidas.
  • Pocos incentivos para seguir jugando.
  • Algunos problemas para cargar las fases.
  • Problemas de fluidez en determinados momentos.
8 Apartado Técnico
6.5 Jugabilidad
6.5 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Deja una respuesta

Análisis de State of Anarchy: Master of Mayhem

por Silvia Granja tiempo de lectura: 4 min
0