Análisis de Overdriven Reloaded: Special Edition

Hoy os vamos a hablar de un género que no tiene muchos títulos a día de hoy en consola: los juegos de naves de estilo shoot ‘em up. Aunque éste subgénero dentro de los shoot ‘em up tiene títulos tan emblemáticos en los videojuegos como Galaga, Defender, o Space Invaders. Para los nacidos en los 70 y 80, estos juegos forman parte de su infancia, y una importante parte de la historia de los videojuegos. La pregunta más importante quizá ahora mismo sobre este género es, ¿Siguen teniendo un hueco en la, ya de por sí, extensa oferta de juegos actual? Overdriven Reloaded: Special Edition es la última propuesta que nos llega de la mano de TOMAgamestudio que pretende hacerse un hueco en nuestras Xbox One.

Overdriven Reloaded: Special Edition tiene varios modos de juego en los que podréis derrotar a multitud de enemigos (la mayoría insectos y naves o robots de todo tipo). Da igual el modo que elijáis, la clave está en ser rápido esquivando las balas y rayos de nuestros enemigos, derrotarlos para conseguir bonificaciones y más poder de ataque, para derrotar enemigos aún mayores. Vamos ya a los detalles del juego.

Overdriven

¿Es Overdriven Reloaded: Special Editión el juego de naves que estabas esperando? Posiblemente sí, pero dejemos que el análisis hable por nosotros


Apartado Técnico
Como cualquier juego de naves, los gráficos no son la faceta más importante de todo, pero se agradece que los diseños, tanto de los niveles como de los enemigos, sean muy nítidos y con un buen acabado. Si buscáis aquí sprites de 8, 16 o 32 bits como los juegos de antaño de naves, aquí no los vais a encontrar. No obstante no se echan en falta y el acabado de los naves, disparos, objetos, jefes finales y todo lo que veáis en pantalla se ve muy suavizado nítido, con colores muy vivos y que os animarán a seguir jugando, en lugar de hacerse pesado o monótono.

Overdriven

Pocos disparos se ven en esta pantalla de Overdriven para los que os quedan por ver. Esto es facil de esquivar comparado con lo que veréis en otros niveles

El sonido también acompaña muy bien. La banda sonora recuerda mucho precisamente a los juegos antiguos de naves, muy cañeras pero sencillas, de esas que se te metían en la cabeza cuando jugabas en las recreativas. Los rayos láser, las explosiones, las bonificaciones, los efectos de las bombas, todo eso está bien cuidado para que el sonido cuadre de la mejor manera y de un acabado muy bueno al juego.

Sin embargo, no podemos decir lo mismo de las traducciones que hemos podido comprobar en el juego. Para empezar, por lo sencillo de la historia y los menús, no hay muchos textos que traducir (razón por la que llega en muchos idiomas), lo que daría pié a pensar que las traducciones son buenas. Nada más lejos de la realidad. Obviando las voces que no han sido dobladas (realmente son más bien anecdóticas, así que el hecho de que estén en inglés y no lleguen en castellano tampoco es algo flagrante para el juego en su conjunto), los textos son de esos que os sangran los “hogos” cuando los veis, e incluso a veces carecen de sentido. El juego nos anima a “prensar” los botones o ver los “genéricos” en lugar de los créditos. Serían fallos puntuales sin mayor problema de no ser que el juego está plagado de ellos, incluso en el mismo tutorial. Consideramos que es algo grave teniendo en cuenta los pocos textos que trae el juego, y lo sencillo que habría sido hacer una localización, no ya buena, sino al menos decente.

Overdriven

En overdriven veréis pocos textos, pero muchos de ellos tendrán una traducción más que cuestionable

Es importante destacar que el juego forma parte de los juegos con soporte Xbox Play Anywhere, así que si tenéis un dispositivo compatible, podréis jugar vuestra partida de Overdriven allá donde más os apetezca.
Jugabilidad
La trama no tiene mucha complicación: tenéis que derrotar a unos alienígenas que pretenden acabar con vosotros y con la humanidad. Tendréis que derrotar a estos enemigos al mando de vuestra nave (que podréis personalizar con hasta cuatro colores distintos, incluso en mitad del combate). A cada enemigo que vayamos derrotando, irán soltando una serie de puntos con forma de estrella que tendréis que recolectar con el fin de aumentar vuestros rayos láser. Tendréis diversos power ups que os permitirán bombardear la pantalla entera, lanzar rayos en diagonal, tener pequeñas naves que nos asistan para disparar más todavía… y muchos más. Estos power ups se perderán si os derrotan, pero en el modo historia, tendréis una barra de vida que os servirá de indicativo para saber si estáis cerca de morir (y buscar curaciones derrotando a algunos enemigos). No tendréis que reiniciar el nivel desde el principio siempre y cuando no perdáis todas vuestras vidas.

Para jugadores que no se conformen con el modo historia, tendréis el modo “Arcada” (otra vez, la traducción luciéndose),  un modo más sencillo en el que podréis jugar usando créditos a la antigua usanza, de manera que tengáis un número limitado de continuaciones, por si queréis una sensación de recreativa de la vieja escuela. También podréis intentar desafíos más concretos en el modo desafío, en el que tendréis que superar pruebas de diferente dificultad para conseguir completar el desafío. Entre ellos, también tendréis algunas fases mucho más sencillas de tipo puzzle, en la que tendréis que ir disparando a cristales de colores con el fin de eliminarlos y llegar al final de la fase.

Overdriven

Los puzzles de los desafíos de Overdriven os ayudarán a desconectar un poco de tanto rayo láser

Aunque el modo historia podréis jugarlo hasta en 4 niveles de dificultad diferentes (fácil, normal, difícil y pesadilla), a cada cual más desafiante, tendréis otro modo dedicado especialmente difícil, en el que si os dan una sola vez, perderéis una vida. El modo definitivo si buscáis la dificultad más elevada. También habrá un modo más fiel a los antiguos juegos de shoot ‘em up como los mencionados al principio de este análisis que os retará a defender la parte inferior de la pantalla, evitando que las naves lleguen a esta parte y os hagan perder la partida. Cuanto más tiempo estéis defendiendo la línea y más naves derrotéis, más puntos os darán.

Una delas bazas más interesantes del juego es la posibilidad de jugar de manera cooperativa con hasta cuatro personas, de manera que si os interesa pasar un buen rato con vuestros amigos o simplemente queréis ayuda para una fase que no conseguís pasaros, es la mejor forma de hacer el juego más ameno. No tendréis pantalla partida, todo quedará en la misma pantalla, así que no tendréis problema a la hora de ver a vuestros enemigos (aunque la pantalla llena de rayos láser por todas partes a veces puede ser algo problemático si te lías con tanto disparo).

Overdriven

Si estáis buscando un reto en Overdriven (más allá del que supone esquivar tanto disparo), probad el modo en el que cada vez que os den, perderéis una vida…


Duración
Overdriven Reloaded: Special Edition no es un juego largo. Sin embargo, con los 4 modos de dificultad del modo historia, todos los desafíos, el modo arcade, el modo linea, y todos los logros de los que vienen acompañado el juego (70 logros, casi nada) os permitirán disfrutar de muchas horas pegados a la pantalla. Si solo os limitáis a pasar el modo historia, no os durará más de 3-5 horas (en función de la dificultad, las veces que os derroten del todo,  etc…).

Si además sois de adquirir todos los coleccionables, el juego os retará a conseguir varios artefactos alienígenas, vacas (si, vacas, de las que mugen y dan leche), y otros objetos durante el desarrollo normal de cada nivel (normalmente escondidos en enemigos y objetos que se pueden destruir).

Overdriven

Conseguir todos los coleccionables dará más vida a Overdriven, que de por sí ya anima a rejugarlo para conseguir mejores records


Conclusión
Overdriven Reloaded: Special Edition es una buena oportunidad para volver a esos juegos de naves de los años 70 y 80 que marcaron una generación de jugadores de videojuegos. Es capaz de recuperar el espíritu de los shoot ‘em up y a la vez darle algunos toques modernos, como los logros o los marcadores online. Con varios modos de juego, multijugador local y una lista de coleccionables que recoger, Overdriven desempeña muy bien este retorno a los juegos de naves, con la problemática evidente de una mala traducción que habría sido un broche de oro para un juego bueno y divertido para todos los públicos.

Si queréis pasar un buen rato con vuestros amigos o familiares, si queréis volver a vuestra infancia en los matamarcianos de las recreativas o simplemente queréis un juego al que echar ratos en los que desahogaros de la rutina (o de otros juegos más largos y complejos), a un precio de 7,99€ en la Store de Microsoft, Overdriven Reloaded es una opción a tener claramente en cuenta.

*Gracias a Toma Games Studio por habernos proporcionado el material para la review.

8
RECOMENDABLE

Lo Mejor

  • Varios niveles de dificultad y muchos modos de juego.
  • Gameplay sencillo pero adictivo.
  • Logros, marcadores online, records y multijugador local.
  • Gráficamente bonito y con una banda sonora inmersiva.

Lo Peor

  • Errores de traducción graves.
  • Trama muy simplona, podría haber sido más elaborada.
8.5 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
8 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Jose Luis

Me encantan los videojuegos, en especial los de las consolas de Microsoft y Nintendo. También me gustan las series y los libros, en especial de ciencia-ficción. A veces hablo por los codos

Deja una respuesta

Análisis de Overdriven Reloaded: Special Edition

por Jose Luis tiempo de lectura: 7 min
0