Análisis de Oh My Godheads

Oh My Godheads es un juego creado por una pequeña compañía llamada Titutitech creada en 2014 en Barcelona que buscó apoyo en Steam Greenlight y Square Enix Collective les recibió con los brazos abiertos, gracias a las buenas críticas cosechadas en dicha plataforma, el día 2 de noviembre anunciaron el lanzamiento de su juego a Xbox One y muchos esperábamos con ansias que podía ofrecernos esta prometedora apuesta de juego competitivo.
Apartado Técnico
Oh My Godheads no necesita ser puntero, ya que el fuerte de este juego reside sobre todo en lo jugable. En cuanto el acabado gráfico del que hace gala nos encontramos un estilo sencillo con personajes creados en base de pocos polígonos, aunque bastante variados entre sí, al igual que los escenarios donde se desarrolla el juego que está dividido en varios países como México, Egipto, Indonesia, Japón o Grecia, todos ellos completamente distintos unos de otros, ya que en cada uno habrá distintos obstáculos, o caminos en pos de complicarnos las cosas a los jugadores cuando compitamos.

Oh My Godheads

Otro conjunto que podríamos destacar es sin duda el apartado sonoro del que hace gala, y es que aparte de lo variado de los mapas, nos encontramos cómo cada uno tiene sus propios temas, ambientando perfectamente cada localización, hasta tal punto que podemos cerrar los ojos y saber perfectamente en qué país estamos jugando la partida. Otro detalle curioso al menos, es que el juego está doblado y traducido al castellano… aunque no hay apenas voces, (solo la típica frase del personaje), pero siempre es de agradecer el detalle y más siendo un juego de bajo presupuesto.

Oh My Godheads
Jugabilidad
Aquí es donde reside la esencia del juego, Oh My Godheads tiene poquitos modos de juego, 4 en concreto que pueden llegar a resultar entretenidos sobre todo si jugamos con más amigos, prácticamente todos estos modos se basan en coger una cabeza de un dios que elijamos nosotros y hacer más puntos que nuestros rivales, los modos en los que se divide el juego son:

  • Capturar la Cabeza: Este, el modo estrella y el que da nombre al juego. En él tenemos que formar equipos de no más de 2 personas por bando e intentar llegar con la cabeza de dios situada en el centro del mapa a la portería contraria. Pero esto no es tan fácil como parece ya que podemos golpear a nuestro rival para robarle la cabeza ya sea con tu arma a melé como con bombas. Aunque eso no es todo, ya que cada cabeza de Dios tiene una cualidad distinta, por ejemplo, la cabeza de Zeus al poco de llevarla lanzará rayos que acabaran con todos los que se acerquen a ellos, o Gaia que trasteará con el tiempo haciendo que vaya todo más lento o más rápido. Una vez que el contador de un equipo llegue a 3 será el ganador.
  • Rey de la Cabeza: Aquí deberéis aguantar el mayor tiempo posible sin que os quiten la cabeza, podéis jugar por equipos o por separado en un divertido todos contra todos.
  • Cazadores de Cabezas: Un todos contra todos, gana el que llegue su contador a 9 puntos.
  • El Ultimo hombre: Solo se llevará la victoria el ultimo que quede en pie como bien reza el nombre.
  • Desafíos: El nombre de este modo lo dice todo. En él debemos pasar varias pruebas para mejorar nuestras habilidades además de poder desbloquear algún mapa y personaje nuevo.
Oh My Godheads

Grecia nos ha parecido uno de los mejores mapas del juego.

Se echan en falta muchos más modos de juego, porque la verdad aunque como decimos para jugar con amigos puede llegar a ser divertido, la verdad es que jugándolo uno solo no es que resulte demasiado divertido, ojo, no queremos decir que sea aburrido hasta el punto del hastío, pero es que el juego te limita demasiado en lo jugable por la poca cantidad de juegos que contiene. La posibilidad de jugarlo online le daría mucha vida al juego en sí, aunque afortunadamente la IA del juego está bastante bien programada para llegarnos a ofrecer un reto. Otra cosa de la que adolece el juego es que en los desafíos vemos como los controles no son demasiado precisos e incluso llegaremos a notar algo de lag a la hora de controlarlos.
Duración
Como Oh My Godheads ha sido creado íntegramente para jugar con amigos la duración destinada para un solo jugador está en torno de 30 minutos/1h si somos lo bastante hábiles para hacernos todos los desafíos que nos ofrece el juego. Sin embargo, si jugamos con amigos o familiares el límite de duración la pondréis según os vaya aburriendo el juego.

Oh My Godheads

Esperamos que más adelante decidan incluir el modo online al juego, entonces subirá un montón de puntos a la hora de decidirse hacerse con una copia.
Conclusión
A Oh My Godheads se le nota que es un juego creado con la única intención de que nos juntemos un grupo de amigos y nos divirtamos como en los viejos tiempos, esos en los que el online en consolas era básicamente conectar un mando al segundo puerto y dejar que pasasen las horas delante de la pantalla junto a un hermano, o amigo. Pensamos que ese es su mayor acierto, y su mayor fallo, ya que el limitarlo a ese tipo de multiplayer a día de hoy en los que estamos rodeados de juegos multijugador, o que lo incluyen como el LOL, los Call Of Duty o Rocket League, consiguen hacer que con Oh My Godheads siempre tengas la sensación de que en el fondo no han querido arriesgar demasiado.

Oh My Godheads

Hay una frase que dice “sin riesgo no hay victoria” y en este caso esta frase desgraciadamente le viene que ni pintada. Si pese a la ausencia del online os decidís haceros con él, no lo dudéis por un instante, por 14,99€ puede ser vuestro.

*Nota: Agradecemos a Square Enix Collective el código del juego y material para esta review.

6

Lo Mejor

  • 5 Modos de juego diferentes entre sí...
  • Diseño de personajes y mapas muy simpáticos y variados
  • La IA está bastante bien trabajada

Lo Peor

  • ...pero son solo 5 modos de juego, resultan escasos y duran poco
  • Se echa en falta un modo Online
  • Controles imprecisos
6 Apartado Técnico
6 Jugabilidad
6 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Jesús Ramón

Jugando desde que tengo dientes, desde que empezara con 3 años no he dejado de amar a los videojuegos.

Deja una respuesta

Análisis de Oh My Godheads

por Jesús Ramón tiempo de lectura: 4 min
0