Análisis Lilith-M

En el mundo de los videojuegos, cuando hablamos de puzles lo primero que siempre se nos viene a la mente es el Tetris, Columns… Pero cuando pensamos en puzles dentro de un videojuego nuestra mente se sitúa en la típica sala en la que tenemos que mover objetos para salir de ella. Pues Lilith-M no es más que eso, un juego basado en salir de ellas, pero elevada al máximo exponente.

Encarnamos a Lilith, una niña pequeña a la que unos extraterrestres secuestran junto a su hermano, cuando despierta, se encuentra sola dentro de la nave. ¿La única forma de salir? Juntarse con su nuevo amigo, un robot sin nombre con el que tendrá que cooperar para escapar de allí y a poder ser, acompañada de su hermano.

Lilith-M

Apartado Técnico

Como podemos ver en las capturas, Lilith-M no es un juego que destaque en cuanto a lo gráfico y es que a excepción de uno de los capítulos, la variedad en cuanto a escenarios no es demasiado flagrante, así que durante los 40 niveles que tiene el juego no veremos diferencia estética entre ellos más allá de como este diseñado el puzle en cuestión. El uso de texturas y demás efectos gráficos además nos recuerdan extrañamente a Doom 3 con ese efecto “plástico” que dotaba el motor ID Tech 4 a los objetos metálicos.

Afortunadamente al tener un apartado técnico tan sencillo no encontraremos bugs en ellos por lo que el juego en ese aspecto está bastante pulido, no así como su rendimiento, que sobretodo en el último capítulo notaremos una considerable falta de fluidez.

En cuanto al sonido, tampoco tenemos mucho que destacar, Lilith no habla en absoluto, solo emite un pequeño grito cuando muere, el sonido de las pisadas del robot y los demás efectos ambientales como los sonidos de los láseres. En cuanto a la banda sonora, no suena del todo mal, tiene algún tema (de los pocos que tiene) que podríamos destacar sin problemas como el del menú sin ir más lejos.

Lilith-M

Jugabilidad

La jugabilidad de Lilith-M se basa en que debemos salir de cada habitación recogiendo unos engranajes que se encuentran en él. La forma de hacerlo es tan sencilla como complicada a la vez. Cada habitación esta partida en 2 mitades, una de ellas manejamos a Lilith, y en otra al robot, cuando tu mueves a tu personaje, tu compañero hace lo mismo. Cada movimiento está limitado por cada cuadro, o lo que es lo mismo, cada vez que movamos el joystick nuestro personaje se moverá de forma automática al centro de la casilla hacia la que hayamos ido, eso sí, si lo usas con picaresca te puede facilitar bastante las cosas en pos de aprovechar ese pequeño margen de movimiento para por ejemplo coger un engranaje al que por ejemplo le puede estar dando un láser de forma directa y así ahorrarnos tiempo de recoger el objeto necesario para bloquear el haz de rayos.

El juego es así durante casi todos los niveles del juego, a excepción de los que componen el 3er capitulo. En cada uno de los niveles, iremos encontrándonos nuevas trampas, como pinchos que salen del suelo, columnas que bajaran aplastándonos, “plantas” carnívoras robóticas (que extrañamente recuerdan a los de los Super Mario o a la del musical La Tienda de Los Horrores), e incluso enemigos que nos buscaran si entramos dentro de su radio de visión.

Lilith-M

En algunas de las habitaciones encontraremos algunos objetos que nos ayudarán en la medida de lo posible a solucionarla como barriles que daremos a las plantas, unos objetos metálicos que nos servirán para dejar presionados algunos botones e incluso hacernos de escudo ante ciertos obstáculos.

La misión en Lilith-M es esa en resumidas cuentas, resolver esa zona en el menor tiempo posible, y con el menor número de muertes, y si cumplimos esos requisitos el juego nos premiará con monedas o engranajes que canjearemos en la tienda del juego por skins para ambos personajes. ¿qué ocurre si se acaba el tiempo o las vidas? nada, el juego solo nos penalizará con darnos menos dinero.

Duración

Los 3 episodios podremos hacerlos en unas 4/5 horas, dependiendo de nuestra habilidad a la hora de resolver las habitaciones, no es una duración muy elevada para este tipo de juegos por lo que es algo de agradecer en parte, ya que se echa en falta mayor variedad y sobretodo en el último episodio algo de pulimiento ya que puedes aprovechar alguno de los, pocos, fallos del juego para solucionar la zona.

Lilith-M

La historia nos la irá narrando estas sencillas viñetas

Pese a todo Lilith-M no es demasiado variado tanto de situaciones como de escenarios, maticemos, cada habitación es distinta y te va proponiendo un puzles diferente, pero llega un momento que el juego deja de ofrecerte novedades para hacer en el último capítulo una especie de recopilatorio de todo lo acontecido en los anteriores, y es aquí cuando se echa en falta la incursión de algún capítulo más o algún obstáculo nuevo al tratarse del último episodio y pensamos que al menos uno más si tendría cabida en el titulo sin que ello supusiera una carga hacia el jugador.

Si a esto añadimos que la única rejugabilidad que te ofrece el juego es simplemente el reto que se puede poner el jugador en solucionar la pantalla en el menor tiempo y consumo de vidas posible, puede que los 9,99€ que cuesta el titulo os termine resultando caro. Aunque hay que decir a su favor que hemos disfrutado bastante el juego mientras ha durado.

Conclusión

Lilith-M, no pasará a los anales de la historia como uno de los mejores juegos de puzles, pero al menos el poco tiempo que dura nos ayuda a escaparnos de tantos tiros y cinemáticas espectaculares, que siempre es bueno para el jugador de videojuegos.

Lilith-M

*Gracias a E-HOME Entertaiment por habernos cedido el material necesario para realizar esta review.

4.8

Lo Mejor

  • Mientras dura, entretiene.
  • El apartado gráfico cumple lo que pretende pero sin alardes.

Lo Peor

  • Corto.
  • Poca variedad en los puzles.
  • No demasiado difícil.
  • Algunos fallos en la precisión del control.
  • Escenarios poco variados.
4.5 Apartado Técnico
6 Jugabilidad
4 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Facebook Twitter E-mail
Jesús Ramón

Jugando desde que tengo dientes, desde que empezara con 3 años no he dejado de amar a los videojuegos.

Deja una respuesta