Análisis de Just Dance 2022



Si hay algo que tienen las Navidades, es la capacidad que tienen para reunir a gente en casa. Igual llevamos ya dos inviernos que esta capacidad no se ve tan tangible dado al Coronavirus, pero creo que todos tenemos clara una cosa: las Navidades son para jugar en familia. Y sin duda, hay un Rey indiscutible en nuestro salón desde hace más de 13 años, y ese es: Just Dance. 

Ubisoft ha sabido crear una franquicia perfecta para todo el mundo: para jugar con amigos, para jugar con la familia, para jugar solo, para ejercitarte, para pequeños, para mayores y para los que creemos que todavía no somos mayores del todo. 

Obviamente, este año 2021 no iba a terminar sin tener en nuestro salón el Just Dance 2022, un juego que cada vez nos colma de más contenido, de mejoras de accesibilidad, de canciones más variadas y con animaciones alucinantes. 

¡A mover el esqueleto!


Apartado técnico

Quienes hayan jugado en alguna ocasión a Just Dance y su franquicia, ya saben perfectamente cómo luce la misma. Animaciones de uno o varios bailarines, donde los distintos colores (siempre presentes) hacen que sea muy vistoso, con personajes cada vez más locos (este año encarnamos en una de las nuevas canciones a un duende de Papá Noél) y una estética muy parecida. Pero la realidad es que el equipo de Ubisoft encargado del desarrollo del juego, ha querido dar un paso más allá, y nos encontraremos en las nuevas canciones unas animaciones espectaculares, destacamos en concreto BOOMBAYAH! de Blackpink, cuya puesta en escena es para quedarse atónito mirando lo que han creado. 

Es alucinante todo el universo que ha creado Just Dance y sin duda, la puesta en escena ya la hace reconocible en el mercado. Obviamente, el apartado técnico luce por lo evidente: la música es la parte más imprescindible del juego y nos faltará tiempo para poder disfrutar de cada una de las canciones. 


Jugabilidad

Just Dance 2022 no introduce novedades enormes, pero sí da pequeños detalles que la comunidad siempre agradecen que se introduzcan. Ya lejos ha quedado la exposición de los pasos de baile en una línea algo tosca donde a veces no se intuían qué debíamos hacer y que se pecaba de mirar al bailarín, sin poder predecir qué pose nos toca ahora. El recorte de la línea y la exposición de un área de actuación del paso, lo hacen mucho más accesible para aquellos (como yo, como ya habéis podido intuir) que no están tan acostumbrados a darlo todo en el salón de baile.

Son cuarenta las nuevas canciones que están en Just Dance 2022, con una variedad importante y donde destaca la gran importancia que se le ha dado al K-Pop, el pop coreano que tan en auge está, con canciones tanto de Boy Groups (quienes si tienen ya algo de trayectoria dentro de la franquicia Just Dance) como de Girl Groups (quienes han tomado algo más de protagonismo en la saga desde hace varios años). También tenemos clásicos instantáneos como Good 4 u de Olivia Rodrigo, talento eurovisivo con Think About Things de los representantes de Islandia en 2020, Daði Freyr, y hasta canciones de Taylor Swift, Beyoncé y muchos otros artistas más que reconocidos. 

Pero la diversión no acaba bailando las 40 canciones, el modo Sweat es uno de los más exitosos de estos años, que es un modo por el que han seguido apostando en esta ocasión. Un modo de juego donde nos indica cuánto tiempo dura la canción, cuánto queda y cuántas calorías aproximadas hemos quemado durante la misma. Luego, el juego acumula esas estadísticas en tu sesión abierta y a medida que vas bailando otras, acumula tu tiempo jugado hoy y cuántas calorías has quemado durante el día. Un modo que ya deja al margen el carácter festivo por el que tanto tenemos en cuenta a Just Dance.

Como no podía ser de otra forma, también existe la personalización, y a medida que vamos bailando, vamos haciendo bien los pasos, vamos sumando puntos y más puntos, y llegamos a categorías más altas, pues los cosméticos se van bloqueando es una especie de máquina, donde podremos obtener avatares, fotos de perfil, títulos o hasta canciones en modos más hardcore.

En cuanto al mando, muchos ya lo sabéis, la franquicia ya lleva varios títulos prescindiendo del mismo y solo nos hace falta una conexión wifi a nuestro móvil mediante su aplicación y ¡listo!


Duración

Just Dance es inagotable, no tiene fin. Y menos si damos un paso adelante en la suscripción que proporciona Just Dance, el llamado Unlimited. Una suscripción (aparte del juego) que nos permite tener acceso a todas las canciones habidas y por haber de la franquicia de Just Dance: el clásico Rasputín del Just Dance 2 estará siempre en nuestros salones.

Es el juego perfecto para tener siempre en casa y sabes que vas a pasar un buen rato hasta querer darte un respiro de tanto baile.


Conclusión

Just Dance y su franquicia nunca falla. Siempre habrá canciones que gusten a alguien con quien estén, la cantidad de títulos y de diferentes estilos lo hacen accesible a todo tipo de público y lo mismo puedes montar en tu salón una fiesta Disney para tus hijos con bailes de las míticas canciones, como una competición de bailes de K-Pop al más alto nivel con las coreografías originales de los grupos de pop coreano.

¿Nos hacen falta más novedades? No vamos a negar que sí, la franquicia necesita revitalizarse aunque aún no está en el momento de necesitarlo para sobrevivir, pero muchos de los fans echan de menos que no sea tan continuista. Pero esto no es malo: lo que sabemos es que Just Dance funciona y esta versión de 2022 no es menos.

¡A disfrutar bailando!

**Gracias a Ubisoft por proporcionarnos el material para la review. 

7.9
MUY BUENO

Lo Mejor

  • El rey del salón, nunca falla.
  • 40 nuevas canciones y muy variadas.
  • Las animaciones están a otro nivel.

Lo Peor

  • Necesita revitalizarse.
7.5 Apartado Técnico
7 Jugabilidad
9.3 Duración
Facebook Twitter E-mail
Laura Trujillo

Administración en Generación Xbox. Psicología y videojuegos a partes iguales.

Deja una respuesta