Análisis de JUMP FORCE


El pasado viernes por fin se puso a la venta Jump Force, todo un homenaje a la revista V-Jump que cumplió el pasado mes de julio cincuenta años de publicaciones sobre manga. No es la primera vez que los personajes de esta franquicia japonesa se juntan para darse de tortas, pero si es la primera vez que lo hacen en una consola de Microsoft. Para quien no conozca JUMP, se trata de la revista donde publican los Shonen más famosos, digamos que es algo parecido a MARVEL, las series más conocidas se han publicado o se están publicando en V-Jump. Series tan famosas como Dragon Ball, One Piece, Naruto, Bleach, My Hero Academia o Saint Seiya. 

La historia elegida por Bandai Namco no sorprende en absoluto, es la misma que hemos visto en juegos como Dragon Ball FighterZ o Dragon Ball Xenoverse, unos seres malignos poseen a nuestros aliados e intentan corromper el mundo entero, estos malvados son llamados Venom (veneno). Capitaneados por Kane y Galena junto a Freezer, Barbanegra o Perfect Cell harán la vida imposible a la Jump Force, una organización creada por Glover para detener el caos mundial. Es ahí donde entra en juego el avatar creado por nosotros mismos, Deku, Vegeta, Kenshin y todos los héroes de V-Jump. 

La historia de Jump Force no sorprende, ya la hemos visto en otros juegos como FighterZ o Xenoverse - ¡Comparte!    

Como veis la historia es bastante simple, nuestra única misión será recuperar aliados poseídos por los Venom, y así ficharlos para la Jump Force. Un vez te crees el avatar deberás elegir un bando entre tres equipos diferentes. Equipo Alpha, capitaneado por Son Goku, equipo Beta, donde Monkey D.Luffy será el líder y por último tenemos a Uzumaki Naruto como líder del equipo Gamma. Los tres personajes elegidos hacen honor a la portada del juego. Como es lógico cada parte del lobby de los equipos mencionados estarán ambientados por las series que representan: Dragon Ball, One Piece y Naruto. 

Jump Force


Apartado técnico

Jump Force tiene luces y sombras en este apartado, gráficamente es espectacular, las recreaciones de las diferentes ciudades del mundo son espectaculares, al igual que los combates donde se muestran partículas, rayos, destrozos que difícilmente vemos en otro juego de lucha. También los personajes sufren durante la batalla, podemos ver que al quitarnos un cuarto de vida ya se empiezan a notar los diferentes estragos de la batalla, quedando algunos personajes como Perfect Cell o Deku completamente destrozados. 

Jump Force

Sabemos que no es tarea fácil juntar tanta serie en un mismo videojuego, además mezclar cada estilo de dibujo ha sido complicado, y el resultado no acaba de funcionar, sobretodo en algunos personajes de Dragon Ball, como Piccolo o el propio Son Goku, excesivamente musculados y con unas expresiones que los fans de la serie no reconocemos. A otros en cambio, les sienta bastante bien este estilo, personajes como Seiya de Los Caballeros del Zodiaco o Jotaro de Jojo’s Bizarre Adventure están muy bien traídos.

Los combates en Jump Force son realmente espectaculares - ¡Comparte!    

Los problemas gráficos no solo están representados por algunos modelos de luchadores, en Jump Force, las animaciones e interacciones de los personajes entre sí en el lobby del juego o en la antesala de una batalla son inexpresivas y robóticas, además no existe la opción de poder saltar la escena. Pero el mayor enemigo de Jump Force son sus excesivos tiempos de carga, algunos de ellos desesperantes, entre escena y escena hay que sufrir un tiempo considerable de espera antes de poder disfrutar del juego.

Jump Force

El lobby es bastante grande, cuenta con cuatro salas principales, Alpha, Beta, Gamma y despacho del Director Glover, todo lo demás son puestos de tiendas, eventos, recompensas y misiones. Aun teniendo un tamaño considerable el lobby se ve bastante pobre, bastante más que en Dragon Ball Xenoverse 2, ademas es cansado y molesto tener que ir de punta a punta corriendo por el escenario (aunque contamos con vehículos para ir más rápido) buscando una nueva misión. 

Jump Force

Si de algo puede presumir Jump Force es sin duda de su editor de avatares, que aunque bastante sencillo cuenta con muchas e interesantes modificaciones, pudiendo recrear tu personaje de anime casi al milímetro, además de poder vestir  a nuestro avatar con los ropajes más famosos de las series del videojuego. Cada Tienda de las diferentes facciones del juego cuenta con objetos especiales específicos, por ejemplo el famoso sombrero de paja de Monkey D.Luffy solo se encontrará en la Tienda de Beta. 

Jump Force


En el apartado sonoro Jump Force decepciona. Como es normal en los juegos de licencias de Bandai Namco el juego no cuenta con ninguna banda sonora original de ningún anime. Por lo que es sustituido por una banda sonora bastante mala, con música repetitiva y que no pega para nada con la sensación que quiere retransmitir el videojuego. Los efectos sonoros en las batallas y el doblaje original japonés de cada uno de los personajes de Jump Force es lo único destacable del juego en este apartado. 

Jump Force


Jugabilidad

Jump Force es un juego de lucha de tres contra tres, con la peculiaridad que los tres luchadores comparten la misma barra de vida y de energía. En las pasadas betas del juego ya tuvimos la sensación de que el estilo de combate es muy parecido al de Dragon Ball Xenoverse 2, tenemos un botón para cubrirnos, otro para cargar KI, y combinando LT con los botones principales del mando de Xbox One lanzaremos poderosos super ataques. Ademas cuenta con la habilidad de el ‘Despertar’, una barra que irá creciendo a medida que nos dañen.

Hay varias maneras de activar el ‘Despertar’, una es al 50% que lo único que nos aportará un power-up de unos segundos, al 100%, lo mismo que el anterior pero más tiempo y al 100% con el equipo, esta última sin duda es la más devastadora, sacando el máximo poder de nuestro personaje, por ejemplo Goku y Vegeta se transformarán en Super Saiyan Blue. Cabe destacar que si lanzamos el ataque definitivo la barra de ‘Despertar’ volverá a cero.

Jump Force

Los jugadores que busquen en Jump Force un juego profundo de lucha quedarán decepcionados, Spike o Bandai Namco en ningún momento han buscado eso, lo único que buscan es espectáculo, y lo han conseguido. Los combates son frenéticos, puedes cambiar de personaje o que un segundo luchador de haga de apoyo, además de poder combinar un super ataque con un compañero si lo haces bien. Destacamos sobretodo los ataques finales o definitivos, que son realmente espectaculares, infringiendo una gran cantidad de daño. Ver al Kyubi de Naruto, la Cuarta Marcha de Monkey D.Luffy o la transformación de Sagitario y de Libra de Seiya y Shiryu de Los Caballeros del Zodiaco es un verdadero espectáculo. 

Jump Force


Duración

El modo historia del juego puede alcanzar las 15 horas tranquilamente, una historia que es repetitiva, contando una y otra vez el mismo argumento: ‘Héroes poseídos’ los cuales tenemos que recuperar, en rara ocasión contamos con misiones especiales, por ejemplo una competición de espadachines que enfrentará a Kenshin y a Roronoa Zoro de One Piece. Es interesante ver como avanzan los planes malignos de Kane y Galena al igual que unos enigmáticos Light Yagami y Ryuk de Death Note, los cuales rondarán por el lobby del juego recopilando información acerca de los diferentes mundos de los héroes. 

Jump Force

El juego también te ofrece una serie de misiones secundarias donde deberás enfrentarte a los diferentes luchadores del juego, algunas batallas contarán con condiciones para la victoria, una vez más, muy parecido a lo visto en Dragon Ball Xenoverse. Al ganar la batalla te darán oro para gastar en las diferentes tiendas de Jump Force, en ellas puedes comprar accesorios para el avatar o ataques especiales para personalizar tu personaje con el estilo de combate que más se asemeje a tu forma de luchar. En el centro del lobby encontraremos los clásicos combates offline o en línea, en los enfrentamientos que hemos realizado contra otros jugadores no hemos notado ningún problema, algo que Bandai Namco ha mejorado respeto a las últimas betas. 

Jump Force


Conclusión

La sensación que me queda después de largas horas jugando a Jump Force es de ocasión desaprovechada. Es un videojuego que se disfruta a lo grande peleando, las batallas no decepcionan lo más mínimo. Proporcionan lo que se busca en todo momento: diversión. El combate es dinámico y espectacular, cada golpe es mejor que el anterior, destacando el modo ‘Despertar’, donde cada ataque se convierte en todo un fanservice para el espectador.

Jump Force es pura diversión Fan-service - ¡Comparte!    

Pero… una vez salimos del fervor de la batalla todo cambia, los largos y constantes tiempo de carga, un modo historia repetitivo y una banda sonora mala, dan la sensación de que el juego puede ser mucho mejor de lo que es. Aun así se disfruta mucho, más aun si eres fan de las series que aparecen en el videojuego. Si buscas un juego de lucha competitivo y profundo Jump Force no es tu juego, pero si buscas diversión y eres aficionado a las series de Shonen Jump, disfrutaras con cada Kame-Hame-Ha, Detroit Smash o Gomu-Gomu-No del juego. 

*Agradecemos a Bandai Namco el material recibido para realizar esta review.

7.5
BUENO

Lo Mejor

  • Las batallas son muy divertidas y espectaculares
  • La habilidad 'Despertar'
  • Gran número de luchadores
  • Personajes emblemáticos
  • El editor del avatar

Lo Peor

  • Historia poco original
  • Los tiempos de carga
  • No poder saltar las escenas
  • El modelo de algunos personajes es 'raro'
  • La banda sonora es mala
  • Echamos en falta personajes como All Might, Arale o Toriko
8 Apartado Técnico
7.2 Jugabilidad
7.2 Duración
Joan Vidal

Joan es conocido en los bajos fondos como KAKAROT debido a su obsesión enfermiza por Dragon Ball. Tiene la suerte de trabajar para una de las mayores Third-Party del mundo del videojuego y escribir en la mejor web dedicada a Xbox del séptimo universo. Fan de Xbox, Halo y Nintendero renegado, disfruta de cualquier videojuego por raro que parezca. (Está casado, sin hijos pero con gatos)

Análisis de JUMP FORCE

por Joan Vidal tiempo de lectura: 7 min
0