Análisis Hot Wheels Unleashed



Este 2021 abre un nuevo capítulo en el ya legendario mundo de la marca Hot Wheels, un sinónimo de los autos de colección que desde 1968 con una tirada inicial de 16 modelos (hoy conocidos como Sweet Sixteen y que pueden costar varios miles de dólares cada uno) se hizo de un lugar en el corazón (y en la cartera) de millones de coleccionistas en todo el globo terráqueo. Este nuevo episodio en la historia de la marca se llama Hot Wheels Unleashed y transporta la increíble magia de los autos de colección en miniatura con los que jugábamos de niño y que muchos coleccionamos de adultos, a nuestras Xbox en un mundo cargado de velocidad, nostalgia y creatividad en grandes dosis.

Lo que los coleccionistas de Hot Wheels llevaban tiempo esperando - ¡Comparte!    

Aquellos que ya peinen algunas canas tendrán dificultad en evitar que se les escape una sonrisa ya desde la primera pantalla viendo apenas unos segundos de la gran evolución que los juegos de la franquicia han tenido desde su primera incursión en este terreno, que fue nada más y nada menos que en 1984 en la queridísima Commodore 64. 

A pesar de tratarse de un juego de carreras arcade, tendremos una historia para seguir, aunque muy breve y solo para enmarcar un poco al juego, aunque, como es de esperarse, está lejos de ser el fuerte del título desarrollado y publicado con muy buen tino por Milestone SRL. En esta entrega, la ciudad de Hot Wheels City Rumble, está tomada por cinco jefes a los que deberemos desafiar para que la ciudad continúe su vida convencional. 

Te diría que te subas al auto y pises el acelerador conmigo, pero dado el tamaño de estos vehículos será un poco difícil, por lo que puedes acompañarme leyendo y disfrutando con la misma imaginación de cuando pasábamos horas en casa jugando con estos autitos. Cuenta regresiva, luces verdes… allá vamos. 


Apartado técnico

Recordarán que más arriba comenté que el juego estaba desarrollado por los italianos de Milestone SRL, por lo que decir que los gráficos son menos que impresionantes sería insultar a un equipo que ha logrado, a mí entender, maravillas visuales de la talla de la saga Ride o Moto GP. En Hot Wheels Unleashed, los gráficos son igual de impresionantes con colores que parecen hacer explotar tu pantalla aprovechando al máximo todas las bondades del HDR. 

Los escenarios reflejan al 100% cada una de las pistas de Hot Wheels que se presentan en los escenarios con sus diseños, sus formas y especialmente sus texturas. Esto es algo que parece una tontería pero que no lo es principalmente por un motivo: los autos de las distintas líneas de Hot Wheels están compuestos por metal, plástico y, en algunos casos, goma, materiales que aquí están absolutamente presentes y se pueden observar en todos los modelos de autos que tendremos a nuestra disposición desde el inicio y que iremos obteniendo.  

Cada uno de los modelos es un calco de los reales, incluso el packaging en que vienen envueltos los autos es fiel a la realidad en su totalidad, un guiño absoluto a los coleccionistas que van a adorar no solo este sino todos los detalles de este tipo que se incluyen dentro del juego.

En el apartado sonoro, de nuevo tendremos que acostumbrar nuestros oídos a las melodías de música tecno que dicen presente en los escenarios y en los menús, pero que, si bien a título personal no me agradan y cuando me encuentro con ella no puedo evitar preguntarme por qué este tipo de música se aferró al género de las carreras como una sanguijuela, he de decir que en ningún momento me incomodaron, aunque quizás esto sea más mérito de la increíble jugabilidad que de la música. Esa conclusión se las dejaré a ustedes, de cualquier manera, creo que si os gusta este género, la ambientación os encantará. 

Los efectos de sonido cumplen muy bien sumergiéndonos en el corazón de las carreras con distintos sonidos de motores, golpes, frenadas y propulsiones. Me hubiese gustado que incluyeran el típico sonido de las ruedas plásticas de los Hot Wheels rodando sobre alguna superficie o el plástico al caer desde una gran distancia, pero quizás se hubiese perdido en el mar de otros efectos. 

En Xbox Series S, donde realicé el análisis, las carreras mantienen una fluidez estupenda con una tasa de cuadros por segundo altísima que combinada con el casi inexistente tiempo de carga entre fases se traduce en una experiencia absolutamente ágil en todo momento, algo ideal para los que están con poco tiempo y quieren disfrutar de una carrera rápida entre actividades. 

El juego fue localizado a muchísimos idiomas incluido el español tanto en una variante latinoamericana como en una española, para encantar a todos los públicos. En mi Xbox Series S probé el juego en español latinoamericano y no tengo ni una sola queja para proferir, gran trabajo del equipo de localizadores. 


Jugabilidad

El modo en donde pasaremos más horas es sin duda el Hot Wheels City Rumble, en donde se nos presentará un mapa en el cuál al seleccionar ciertos sectores, podremos disfrutar de carreras por tiempo o convencionales contra otros 11 vehículos con 12 en total en pista. La mayoría de los trazados nos pondrán como objetivo terminar entre los tres primeros puestos en un total de tres vueltas mientras que algunos circuitos más largos solo contarán con una. 

En las competiciones por tiempo tendremos un marcador inicial a batir que nos permitirá avanzar en el recorrido y un objetivo Unleashed que nos dará más recompensas al alcanzarlo.  

De acuerdo con la posición en la que hayamos completado la carrera recibiremos premios en forma de monedas, engranajes, pistas y algunos materiales para nuestro sótano cuya utilidad dependerá de lo que queramos hacer. Las monedas nos sirven para adquirir nuevos autos para nuestra colección desde la tienda, allí la oferta de miniaturas se renovará cada tres horas y el valor de cada ítem dependerá de su rareza. Los autos más baratos cuestan 500 monedas y en el tiempo que pasé con este análisis he visto valores hasta de 2200. 

Por valor de 500 monedas podremos hacernos también de una caja sorpresa que nos dará un auto al azar que puede ser muy raro o uno de los más comunes del juego. Los engranajes nos sirven para mejorar ciertos aspectos de nuestros vehículos en materia de frenado, velocidad final, aceleración y maniobrabilidad mientras que las pistas nos permitirán jugar en los modos libres con los trazados que vayamos ganando sin necesidad de comprarlos. 

Los materiales del sótano nos permiten modificar el aspecto estético de nuestro hogar, lugar que representará nuestra casa con trofeos y aspectos personalizables por ambiente que poco tendrán que envidiarle a The Sims en cuestión de variedad. Si bien esta sea tal vez la parte menos habitual del juego, creo que os entretendrá bastante entre carrera y carrera.

Hace brillar a la franquicia - ¡Comparte!    

Los jugadores más creativos se sentirán como en casa en Hot Wheels Unleashed. El título de Milestone exporta la enorme variedad de pistas de la marca Hot Wheels al mundo digital permitiéndonos crear circuitos repletos de saltos, curvas, aceleradores, obstáculos y hasta monstruos que harán que cada experiencia sea única. Lo mejor es que las pistas se pueden compartir con otros usuarios, lo que sin duda ampliará muchísimo el desafío cuando el juego llegue al mercado el 30 de septiembre. 

Otro aspecto absolutamente personalizable es la estética de nuestros vehículos, a los cuáles podremos cambiarles casi todo: vidrios, rines, color del interior, color del chasis, color del exterior y hasta los materiales que componen cada una de las partes. 

Un apartado que podría haberse trabajado un poco más es la relación precio de los autos/recompensas, y es que a 50 monedas iniciales por lograr un primer puesto cuesta bastante hacerse de una buena colección de autos que mínimamente cuestan 500 créditos. Por otro lado, las carreras no son para nada sencillas incluso en una dificultad intermedia siendo que los vehículos son muy parejos entre sí, pero un error te puede sacar de pista o quedar bloqueado lo que implicará volver al final de la grilla y se hará muy cuesta arriba ingresar al podio. Esto puede llegar a ser un poco frustrante principalmente si estuviste dominando ampliamente una carrera y justo sobre el final tuviste la mala fortuna de golpear contra un cartel y que todos tus rivales te pasen, pero así es la vida de las carreras en miniatura. 

Los controles son precisos y muy fáciles de aprender con un gatillo que acelera, otro que frena, un botón para reestablecer el vehículo en pista y otro botón para realizar un impulso que será clave para poder ganar las carreras y que siempre deberemos tener cargado mediante derrapes en las curvas que requerirán bastante concentración a la hora de utilizar el stick izquierdo. Los que hayan jugado al Mario Kart 7 o al Sonic All Stars Racing Transformed tendrán aquí una gran ventaja ya que la experiencia se siente muy similar. Un buen añadido aquí fue la posibilidad de poder controlar el cabeceo del vehículo y la rotación con ambos sticks durante los saltos, lo que muchas veces se capitaliza en conseguir mejores posiciones al aterrizar. 


Duración

El juego cuenta con 32 carreras contrareloj, 52 carreras convencionales, 5 jefes para derrotar y 9 secretos. Todo esto estará distribuido en un mapa de gran tamaño dividido en 6 sectores: el sótano, el garaje, el campus universitario, el rascacielos, el skatepark y el trackroom. Sumado a esto, el título cuenta con 66 vehículos desbloqueables desde el día de lanzamiento y no estoy contemplando aquí los 3 pases que estarán disponibles a modo de DLC (entre los que habrá contenido de franquicias muy queridas) ni los que llegarán gratuitamente con el tiempo por lo que el juego tiene una abundante cantidad de horas de entretenimiento en solitario y en modo multijugador, ya sea en línea como de manera local gracias a la -a veces olvidada- pantalla dividida. 


Conclusión

Hot Wheels Unleashed es una experiencia que logra combinar la mística del coleccionismo tan puro e inocente de los autos en miniatura con las carreras más audaces. Ofrece variedad y calidad por donde se lo mire y el talento de Milestone hace brillar a la franquicia que es sinónimo de un mercado tan amado por todos los coleccionistas. 

Desde mi perspectiva no es un juego para los más pequeños por su dificultad y por lo trabajoso de su progresión en cuestión de premios, pero si eres un adulto que ama las miniaturas, encontrarás aquí una verdadera joya que no querrás soltar nunca. 

8.5
RECOMENDADO

Lo Mejor

  • El aspecto gráfico es impresionante.
  • El cariño con el que está tratada la franquicia en los detalles.
  • La variedad de circuitos y vehículos.

Lo Peor

  • El precio de los autos en créditos del juego es muy alto.
  • La dificultad no está pensada para un público infantil.
8.5 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
9 Duración
Facebook Twitter E-mail
Gabriel Fuentes

Traductor y localizador de videojuegos apasionado por los títulos retro y los simuladores. Nunca soltó un control desde que le regalaron una Atari 2600.

Deja una respuesta